Iñigo Vidondo, de momento no podrá cumplir su sueño de ser el primer español que compita en Patinaje de Velocidad en unos Juegos Olímpicos. El patinador vasco, que posee los récords de España de todas las distancias, no pudo conseguir la marca mínima que exigía la federación internacional para intentar competir en PyeongChang.