La modalidad de Short Track empezó a popularizarse en Canadá y Estados Unidos alrededor de 1905/06. No fue hasta 1967 cuando la ISU (Unión Internacional de Patinaje) lo declaró oficialmente como deporte. En Calgary 1988 fue deporte de exhibición y desde Albertville 1992 está en el programa olímpico de pleno derecho. Desde los Juegos Olímpicos de Turín 2006 esta disciplina incluye 8 eventos (500 metros, 1000m y 1500m masculino y femenino y, en los relevos, 5000 metros los chicos y 3000m las chicas).
A diferencia del patinaje de velocidad sobre pista larga (400m), el óvalo del Short Track mide 111 metros y no existe división de carriles. Además, no se compite contra el reloj, los patinadores luchan entre sí. Esto provoca frecuentes accidentes durante las carreras, siendo habitual las caídas y las descalificaciones. En conjunto es un deporte muy espectacular.
PyeongChang
Victor An, la extraña historia del mejor patinador del mundo de Short Track
25/01/2018 A LAS 14:54
Si miramos el medallero olímpico, los países más potentes en este deporte son Corea del Sur con 42 medallas, China con 30, Canadá con 28 y Estados Unidos con 19. Los deportistas con más metales en los Juegos son Viktor An, que compitió como coreano hasta Sochi 2014 donde lo hizo como ruso y el estadounidense Apolo Anton Ohno, ambos con 8 preseas.
PyeongChang
Blog De la Calle: Maame Biney, la vaca sagrada
19/12/2017 A LAS 08:08