Los 'All Blacks', vigentes campeones del mundo, demostraron en la primera parte que su derrota en el amistoso del pasado 21 de octubre en Brisbane ante Australia (23-18) no fue sino un aviso de que pese a su tremendo potencial son los grandes favoritos a lograr su tercer título seguido en Japón en 2019. Y quedó corroborado en la segunda parte, en la que dejaron revivir a los franceses hasta pasar ciertos apuros y ser dominados.
Sin varios de sus mejores hombres en ambos bandos, el cuadro neozelandés, que el pasado día 5 ganó en Londres a los Barbarians (31-22), no tardó en tomar la iniciativa con un ensayo de Dane Coles transformado por Beauden Barrett, quien poco después del cuarto de hora amplió la cuenta (0-10).
Seis Naciones
El análisis: No es champagne todo lo que reluce
16/02/2021 A LAS 01:50
Waisake Naholo logró el segundo ensayo de los 'All Blacks' a los 22 minutos y con la transformación de Barret el partido ya solamente tenía un solo color (0-17), porque aunque Thomas respondió para Francia, Ryan Crotty y Barrett volvieron a agrandar la distancia (5-24).
La sangría fue aún mayor justo antes del descanso, al que se llegó con 5-31 tras un nuevo ensayo oceánico, esta vez de Sam Cane, y la correspondiente transformación de Barrett. Dicha marca hacía historia. Nueva Zelanda se convertía en la primera selección que alcanzaba la cifra de 2.000 ensayos en partidos amistosos internacionales.
La afición francesa, a la que aún escuece la nefasta serie en Sudáfrica en junio, comprobó cómo la potencia y la velocidad de Nueva Zelanda eran argumentos de demasiado peso como para que sus jugadores pudieran tener alguna opción a pelear el partido.
Pero también celebraron la reacción tras el descanso. Hace ocho años que no ven ganar a su equipo ante Nueva Zelanda y por momentos pareció que sus jugadores estaban en disposición de llegar al final con opciones.
Un tiro a palos de Anthony Belleau y un ensayo de castigo con el que penalizó el colegiado Angus Gardner a los campeones mundiales (15-31), más otro golpe de Belleau, significaron un parcial de 13-0 que situó el marcador en 18-31.
Nueva Zelanda se tambaleaba ante el empuje de la selección francesa, pero supo resistir y al final remató el partido con un ensayo de Naholo y la transformación de Barrett. El próximo martes volverán a verse las caras en Lyon.
The Rugby Championship
Estremecedor: Los 'All Blacks' homenajean a Maradona con su 'haka'
28/11/2020 A LAS 10:05
The Rugby Championship
N. Zelanda-Argentina: ¡Histórico! Los Pumas tumban a los 'All Blacks'
14/11/2020 A LAS 09:51