Saltó la sorpresa del Mundial. El corazón y el orgullo de los Teros protagonizó la campanada ante una Fiyi poderosa con todo merecimiento. Un triunfo que premia todo lo bueno que hizo Uruguay, que fue mucho, y castiga todo lo malo que hizo Fiyi, que fue tanto o más.
En la primera parte Uruguay dejó claro que tenía muy interiorizado el partido que debía jugar: orden defensivo, placajes abajo, offloads para evitar que la defensa fidjiana organizase la defensa y mucho corazón. Enfrente una Fiyi destensada, sin actitud defensiva y con muchos suplentes. Comenzaron ensayando los oceánicos tras una touch muy bien acabada con claros fundamentos de 7. Pero respondieron los Teros con otro ensayo. Volvieron a adelantarse con otro posado los isleños. Y volvieron a responder los sudamericanos.
Los fidjianos no mostraban ninguna tensión defensiva y solo eran superiores en las melés. Ni siquiera en los puntos de encuentro marcaban la diferencia. Y entonces Uruguay volvió a anotar tras una buena jugada de su línea en la que rompió por el ala fijando a dos defensores fidjianos para descargar sobre Cat, que ponía por delante a los celestes. Berchesi, con dos golpes, abría la diferencia para irse al descanso con un inquietante 12-24. Uruguay se había tomado el partido en serio y los fidjianos pagaban cara su dejadez defensiva. La sorpresa saltaba en el debut de los Teros.
Copa del Mundo
🏉 🏆 Ya hay cuartos del Mundial: Japón-Sudáfrica, Gales-Francia, NZ-Irlanda e Inglaterra-Australia
13/10/2019 A LAS 12:59
En la segunda parte los fidjianos subieron necesariamente el ritmo y los cambios, entrando los teóricamente titulares, para aumentar la exigencia para los Teros. Los charrúas perdieron fuelle, lo que aprovecharon los isleños para forzar golpes sencillos que Matavalu falló increíblemente. Entonces Meneses, el técnico argentino que dirige a Uruguay, hizo cambios que revitalizaron a su equipo, que llegó cinco arriba a falta de diez minutos para al final (22-27). El corazón de los Teros trabajó en cada ruck, en cada placaje, en cada percusión. Los fidjianos sumaban a sus errores las prisas por remontar. Volvió a pasar una patada Berchesi que abría hueco en el marcador a falta de cinco. Matawalu la tuvo en una contra, pero su error de manos les condenó. 19 errores de manos y algunos clarísimos de pateo lastraban a los fidjianos. El ensayo final del propio Matawalu llegó demasiado tarde.
Pero la crónica de este partido debe escribir desde el orgullo y el trabajo de los uruguayos. Sobre la inteligencia de su planteamiento, el valor de sus jugadores y el sacrifico del grupo en cada jugada del partido. Un triunfo lleno de gloria, un partido para la historia. ¡Felidicidades Teros!
Copa del Mundo
Copa del Mundo de Rugby, Japón-Escocia: La electricidad nipona manda a casa a los del cardo (28-21)
13/10/2019 A LAS 06:54
Copa del Mundo
Copa del Mundo de Rugby, Australia-Uruguay: Lección de orgullo de los Teros (45-10)
05/10/2019 A LAS 06:45