EFE

Regino Hernández: El 'tapado' que superó sus nervios para alcanzar el éxito

Regino Hernández: El 'tapado' que superó sus nervios para alcanzar el éxito
Por Eurosport

El 15/02/2018 a las 07:17Actualizado El 15/02/2018 a las 11:50

En su cabeza solo contemplaba la medalla. La deseaba tanto, que ha conseguido la primera medalla española en unos Juegos Olímpicos desde 1992. Su brillante temporada, avalada como la mejor de entre los tres españoles, tiene ahora su premio.

“Voy a luchar por el oro. Quiero volverme con una medalla y con eso estaría satisfecho. Bueno, llegando a la final estaría bien, no estaría satisfecho del todo, pero estaría bien. Sabemos que estamos ahí delante y que es una realidad no un sueño”. Esta fue la declaración de intenciones y la mentalidad de Regino Hernández, nacido en Ceuta aunque malagueño desde que tenía apenas un año. Su objetivo estaba claro y tenía razones para ser así de ambicioso. No en vano, era el español mejor situado y con mejores resultados en la Copa del Mundo de esta temporada. A pesar de eso, la sombra de Lucas Eguibar (compañero en el equipo español de Snowboard Cross) era alargada (fue diploma en los pasados JJOO y ha sido el abanderado en PyeongChang, subcampeón del mundo el año pasado y globo de cristal en 2015 –general de la Copa del Mundo-). ”¿Si me gusta lo de ser el tapado? Siempre gusta que te digan que tienes opciones y la gente y los medios estén encima de ti pero yo hago mi trabajo y veremos si después de PyeongChang se cambian las tornas", nos contaba Regino, que a sus 26 años destrozó cualquier pronóstico para alcanzar el bronce.

Regino Hernández

Estos son sus terceros Juegos Olímpicos. Reconocía Regino que su principal problema han sido siempre los nervios. “En Vancouver (2010) me quedé fuera (terminó 31º) por una caída yo solo y en Sochi (2014) lo mismo, quedaba poco, iba segundo y me caí solo (terminó 21º tras no acabar la ronda de cuartos de final). Como le des más importancia dentro de tu cabeza es peor, hay que pensar que solo es una carrera más. Me falta un poco de confianza en mí. Me achanto en las finales, me hago más pequeño. Bajo todas igual pero en finales mi cabeza me juega malas pasadas aunque estoy yendo a un psicólogo y este año me va mejor".

¿A quién le dedica esta medalla? "A toda la gente que me apoya, a mi amigo Ángel que falleció y a Israel Planas (su entrenador tristemente fallecido unos días después de que se proclamaran campeones del mundo por equipos el año pasado en Sierra Nevada) que con él dimos un gran salto de calidad”, recuerda el malagueño.

You're using a browser with settings that do not support playback of this video.

Click the link below to view supported browsers and find out about other options available to view this content.

Eurosport Supported Browsers

Video - Regino Hernández logra un bronce histórico para España en Snowboard Cross

03:47

Lo de Regino y el Snowboard comenzó como una actividad familiar. “Cuando no trasladamos a Mijas Costa, mi padre montó una tienda de material de deportes extremos. Queríamos conocer mejor los deportes de nieve y mi madre y yo empezamos con el esquí y mi padre y mi hermana con el Snow. Un año después, con 4, me pasé yo también a la tabla. Al principio íbamos a Sierra Nevada algunos fines de semana pero mis padres se aficionaron tanto que pillamos casa y ya íbamos siempre. En España el Snowboard era muy minoritario. A pesar de eso, empecé a hacer campeonatos de Andalucía y España hasta que la Federación montó un equipo de tecnificación para hacernos un seguimiento, yo tenía 13 años. Hacíamos todas las disciplinas de freestyle y la que más me gustaba era el Big Air. Con 16 años, en el Mundial junior de Valmalenco (Italia), me metieron también en el Cross y quedé 10º. Seguí compitiendo en todo pero iba de un equipo a otro y era demasiado. En 2011 quedé Campeón del Mundo junior de Boardercross (fue el primer rider español en conseguir un éxito así) y decidí quedarme en esta disciplina”.

Los videojuegos, su otra pasión

“Soy adicto a los videojuegos. Me han gustado siempre y en casa tengo un garito montado para jugar con mis amigos. En el móvil también llevo unos cuantos juegos”, reconoce Regino al que también le gusta “estar en casa con la familia, el cine y el surf”. No tiene cuentas pendientes porque “este verano ya me tiré en paracaídas. Es la mayor locura que he hecho. Es increíble, es volar. Quiero sacarme el título de paracaidismo. Y en mayo me voy 15 días a Japón que era otra cosa que quería hacer. Soy muy aficionado a las series japonesas de Anime y Manga y me atrae mucho la comida japonesa, en especial me encanta el ramen. Aunque también tiene claro que la comida que más le gusta es “cualquiera que me prepare mi madre”.

Los viajes y las concentraciones con sus compañeros de aventuras, Lucas Eguibar y Laro Herrero, dan lugar a muchas anécdotas. A Regino se le quedó grabada una que sucedió en Utah (Estados Unidos), “A Luki y a mí nos gustan mucho los tatuajes. Estábamos hablando de hacernos uno. Laro, que tiene una Pick Up, estaba ojeando una revista de coche americanos. Lucas le soltó el clásico, ‘no hay huevos’ a tatuarse una Pick Up. Laro le dijo que se lo hacía si se lo pagaba él…y a Lucas le tocó pagar por bocazas”, cuenta Hernández entre risas y con esa gracia andaluza que le caracteriza.

El vasco Lucas Eguibar posa junto al ceutí de la federación andaluza Regino Hernández y el cántabro Laro Herrero

La personalidad del malagueño, en su aspecto y en su forma de vestir, y sus ganas de vivir el momento le definen como persona. Para muestra esta respuesta sobre su futuro y como le gustaría que le recordaran, “Ya se encargará de eso el Regino del futuro, de momento disfruto de lo que hago. Me gustaría, simplemente, que me recordaran. No hay mayor mérito que te sigan recordando por ser pionero o por los méritos".

Sus redes sociales

Twitter: @Reginoherma

0
0
Últimos vídeos