A buen seguro que Alexander Zverev no olvidará con facilidad uno de los torneos en donde mayor dominio ha demostrado en el circuito frente a las principales raquetas del mundo. En 2018, cuando no aparecía en las quinielas con un cuadro final que le llevaba a medirse con Roger Federer, al que batía en dos sets, y Novak Djokovic, que le había vencido con claridad en el round robin, acababa celebrando el título en Londres con total merecimiento, haciendo gala de un desparpajo que hasta la fecha solamente ha sido capaz de sacar en contadas ocasiones en cuanto a grandes citas se refiere.

Djokovic-Zverev: Hambre de 21 (4-6, 6-2, 6-4, 4-6 y 6-2)

Quizás alguien podía pensar que Zverev podría ya contar con algún título de Grand Slam, pero se le sigue resistiendo en parte por la presión de tener que batir por el camino a jugadores como Novak Djokovic que, en su último enfrentamiento, en las semifinales del US Open, llevaba al teutón de origen ruso a la extenuación, para acabar derrotándolo en el quinto set, antes de terminar cediendo la final frente a Daniil Medvedev.
Open de Australia
Ibrahimovic defiende a Djokovic: "No se debe obligar a las personas a vacunarse para ir a trabajar"
AYER A LAS 07:17
Porque Djokovic está en Turín con ganas de llevarse el título a Serbia, algo que no consigue desde hace seis años. Su historia con la Copa de Maestros se puede dividir en dos partes muy diferenciadas. La del éxito, con su victoria en 2008 y las cuatro seguidas entre 2012 y 2015, y la de encontrarse con un muro insalvable desde entonces que le impide en este apartado resolver el empate que tiene con Ivan Ledl y Pete Sampras, situándose a uno de diferencia de Roger Federer.
El rival podría parecer propicio, pero no debe confiarse ni mucho menos el número uno del mundo, ante un jugador que puede complicarte la vida si tiene el día inspirado, esas jornadas que busca con ahínco en un final de 2021 donde se ha victo superado por Djokovic y por Daniil Medvedev en varias ocasiones, sin que el alemán pudiera acabar levantando los brazos en señal de victoria. Probablemente, a ‘Nole’ se le pasará por la cabeza la semifinal olímpica, donde Zverev le apeó de la posibilidad de alcanzar el oro, en el que fue el principio del fin de la posibilidad de lograr el histórico Golden Slam, donde también fallaría a la hora de ganar el US Open.
El cara a cara es favorable a Novak Djokovic por un claro 7-3, y tras el parón después de la dura derrota ante Medvedev en Nueva York, el serbio parece haber encontrado el tono con sus golpes demostrando encarar el final de año con garantías, a pesar de los rumores que llegaban de una posible renuncia a terminar el año y pensar en 2022. Nada más lejos de la realidad, el número uno del mundo tiene más hambre que nunca y en Turín busca seguir haciendo historia.
Open de Australia
Zverev perdió los nervios y destruyó su raqueta tras perder el primer set
23/01/2022 A LAS 05:41
Tenis
¿Lo sabías? El récord Guinness que tiene Nadal
22/01/2022 A LAS 10:38