En pista no había ni campeones de Grand Slam, ni campeones de Masters 1000, ni campeones de Montecarlo, ni ex números 1 del mundo, ni siquiera tenistas presentes en el top10. Eso sí, pocos encuentros tenían más focos en este inicio de semana que el de Félix Auger-Aliassime y Cristian Garín en primera ronda del Masters 1000 de Montecarlo. El canadiense estrenaba entrenador en su banquillo, y no era uno cualquiera. Al lado de Frederic Fontang, su técnico habitual en estos últimos años, Toni Nadal nos hacía recordar los tiempos más sublimes del tenis masculino español. Ataviado con la gorra de la Rafa Nadal Academy by Movistar, muchos pensaron por un momento haber vuelto al pasado, pero en la cancha no estaba su sobrino, sino un chico que apenas comienza un largo recorrido en busca de un objetivo tan complicado como visible: dar un paso más en su trayectoria, empezando por la tierra batida.
Porque si hay una superficie donde el ranking importa menos que en otras, esa es la tierra batida. Este Aliassime-Garín era un claro ejemplo, ya que el chileno cargaba con la responsabilidad de ser favorito pese a no arrastrar los mejores resultados esta temporada. Quizá esa falta de victorias se notara en el primer set, donde Félix se colocó rápidamente con break arriba hasta que la lluvia apareció y los mandó a la caseta. Era lunes, jornada que se cerró sin volver a tener tenis en directo debido a las precipitaciones. Después de la tormenta e instalados ya en el martes, era momento de retomar el partido, con un 4-2 que mutó en un 5-2. El canadiense gobernaba la situación, hasta que los nervios y la falta de confianza se lo llevaron por delante. “Vaya”, pensaría Toni. “Parece que hay un factor todavía más urgente de trabajar que el propio tenis”.

Felix Auger-Aliassime cae en Monte Carlo

Fuente de la imagen: Getty Images

ATP Roma
Davidovich y Bautista siguen con paso firme en Roma
HACE 17 HORAS
“Tuve mis oportunidades, muchas oportunidades de ganar el set, pero no lo hice”, comentó Félix tras caer eliminado en primera ronda por 7-6 y 6-1. “Después de esa primera manga tampoco es que se volviera un mal partido, pero sí fue muy frustrante. En ese momento las cosas se complicaron, ya no importaba todo lo bien que lo hubiera hecho el día anterior”, añadió. Garín, que de repente se encontró una rendija abierta, se animó a pelear por el primer set y aquello le llevó a multiplicar su nivel, hasta el punto de acabar bailando sobre la arcilla del Principado ante un Aliassime completamente derrotado. Eso sí, las excusas no tienen cabida en su discurso, algo en lo que seguramente también conecte con Toni.
“Las condiciones fueron diferentes, el primer día fue muy lluvioso y la pelota apenas cogía altura, todo era mucho más lento, y cada vez más lentas. Era diferente, no puedo decir que fuera ni mejor, ni peor”, resumía el de Montreal en rueda de prensa. “Hoy las condiciones también eran positivas para mí, me alegré mucho de ver sol y que las condiciones volvieran a ser normales. Nunca es fácil regresar a un partido así, en mitad de un 30-30, en pleno juego. La cuestión es que pude haber ganado ese juego y tuve la oportunidad de ganar el set, pero no lo hice”, confesó con humildad, aceptando que este tropiezo no empaña la ilusión que tiene por mejorar sobre polvo de ladrillo.

Una imagen nunca vista: Las lágrimas de un Toni Nadal sin palabras

Para eso ha fichado a Toni Nadal, para encontrar en la experiencia el empujón definitivo que le ayude a ser mejor tenista. “Las cosas van bien, trabajamos muy duro y nos llevamos muy bien entre nosotros. Hay que seguir así, tenemos mucho trabajo por hacer y muchos aspectos que mejorar. Ahora mismo tengo la suerte de estar aprendiendo de una persona como Toni, de aprovecharme de toda esa experiencia que tiene trabajando a diario con él. Está siendo una gran asociación, estoy muy contento”, sostuvo el actual Nº21 mundial, señalado por muchos por haber perdido las siete finales individuales que ha disputado hasta el momento como profesional.
No podemos prometer que de esta combinación vaya a surgir el éxito. Por suerte o por desgracia, en el deporte no existe la memoria y, lo que funcionó con uno, no tiene por qué funcionar en otro. Estaría loco Félix, estaría loco Toni. El objetivo es mucho más simple, tan básico como evolucionar, superar la etapa en la que ahora mismo se encuentra encallado el de Canadá. “Quiero seguir adelante, progresar. Ahora mismo estoy entre los 20 mejores del mundo, llevo casi un año aquí, eso significa que estoy a buen nivel. Hay veces que siento que estoy jugando bien, pero otras no tanto. El objetivo es seguir mejorando y tener resultados. Eso me llevará a mejorar mi ranking y, si todo va bien, quién sabe si a estar en las ATP Finals de final de temporada. Ese es el gran avance que quiero hacer, ya veremos si soy capaz”, valoró el jugador.
ATP Monte Carlo
Estreno para olvidar de Toni Nadal: Aliassime cae en primera ronda
13/04/2021 A LAS 16:09
ATP Colonia
Zverev y Auger-Aliassime impiden final española entre Davidovich y Bautista
17/10/2020 A LAS 14:20