Getty Images

Blog Uría: La hora de 'Mister Montecarlo'

Blog Uría: La hora de 'Mister Montecarlo'

El 17/04/2018 a las 14:58Actualizado El 17/04/2018 a las 14:59

Si Wimbledon es el jardín privado de Federer y París el sitio de recreo de Rafa, la cita en Montecarlo es una tradición para Nadal. Ha ganado allí diez veces.

Ni Bjon Borg, el vikingo de hielo; ni René Lacoste, la elegancia gala; ni Ivan Lendl, el muro gigante; ni Mats Wilander, el sueco del revés a dos manos; ni tampoco Gustavo Kuerten, el diablo carioca. Tampoco el tenista más plástico de la historia, Roger Federer. Ninguno de ellos, tenistas prodigiosos, ha dominado la tierra batida como Rafael Nadal Parera. El de Manacor comienza su temporada en arcilla y no hace en Montecarlo, que junto a París, es tierra conquistada para Rafa. Si Wimbledon es el jardín privado de Roger y Roland Garros el sitio de recreo de Rafa, Montecarlo es ya una tradición en el currículum de Nadal. Después de un trimestre de lesiones, contratiempos y casi 80 días de parón, Rafa volverá a pisar las pistas del Principado sabiendo que regresa a uno de sus escenarios favoritos. Su romance con este torneo es legendario: Nadal, apodado 'Míster Montecarlo', ha ganado el torneo diez veces, logrando hacerlo hasta en ocho ocasiones consecutivas. Un dominio incontestable. Brutal. Fácil de decir, imposible de conseguir.

Más maduro, pero con la ilusión de un juvenil, Rafa afronta la gira sobre tierra en lo más alto del ranking –acaba de igualar la marca de McEnroe de 170 semanas como número uno del mundo–, sabiendo que tendrá que defender más puntos que nunca, porque el curso pasado reinó en Montecarlo, Madrid, Barcelona y Roland Garros. Cualquier tropiezo le daría el número uno del mundo a su enemigo íntimo, Roger Federer, que anunció que no jugará en París. Rafa, el mejor terrícola de la historia del tenis, llega con un hándicap: con menos rodaje que nunca: apenas siete partidos previos para prepararse. Eso sí, su test de estrés en la Copa Davis, sobre tierra y frente a los alemanes, dejó buen sabor de boca.

'Míster Montecarlo' debuta ante Aljaz Bedene y si logra avanzar rondas en el cuadro, le esperarían duelos apasionantes frente a rivales de talla mundial como Novak Djokovic, Grigor Dimitrov o Marin Cilic. Todo un desafío para Rafa, el mejor competidor de la historia, no sólo del tenis, sino probablemente, del deporte. Otro más para un tipo acostumbrado a manejar la presión como nadie, a moldear su tenis cuando la ocasión lo necesita y a hacer posible lo que para otros es imposible. Vuelve la tierra y con ella, la esperanza de volver a disfrutar de la mejor versión de Rafa. Su derecha dominante, sus bolas altas, sus golpes increíbles – aquí en Eurosport los llamamos ‘nadaladas’-, su físico extraordinario, su hambre de victoria y de propina, su cabeza privilegiada. Vuelve la tierra. Vuelve Rafa. 'Míster Montecarlo'.

Rubén Uría / Eurosport

0
0