En una nueva entrega de Players’ Voice, la exnúmero 6 del mundo se abre en primera persona al hablar sobre su reacción al diagnóstico, cómo el tenis ha resultado fundamental al asimilarlo y sobre su sueño de disputar los Juegos Olímpicos.
Nunca quieres escucharlo, pero al final si te toca, te toca
Antes de mi diagnóstico el pasado verano, ya entrenando me notaba algo cansada, ya estaba teniendo muchas náuseas muchos días seguidos, así que fuimos a hacernos una PCR, di negativo, luego fui al médico porque me dolía mucho la barriga y me dijeron que podía ser una gastritis. Pero yo seguía encontrándome mal, fuimos a ver a más médicos hasta que en una de las visitas con un doctor me dijo que una de las posibilidades era tener el linfoma de Hodgkin pero que tenían que esperar a ver los resultados. Yo mientras tanto me iba haciendo pruebas y biopsias de todos lados, hasta que finalmente me dieron la noticia.
Tenis
Osaka ya piensa en su retorno a las pistas: "Tengo ese deseo de nuevo"
HACE 20 HORAS
La verdad es que no sé lo que pensé, pero mi primera reacción fue preguntar qué tenía que hacer para recuperarme, tampoco pensé mucho más allá. La verdad es que ni siquiera le hice preguntas de qué era, por qué lo tenía o qué pasaba, simplemente quería saber qué tenía que hacer para recuperarme.
Creo que ahí es donde mi experiencia como jugadora profesional de tenis me ayudó. El tenis es un deporte individual y estamos acostumbrados a lidiar con las recuperaciones.

Carla Suárez Navarro en el Qatar Total Open de 2020

Fuente de la imagen: Getty Images

No miré el móvil ni me informé, más que nada porque seguro que había cosas que yo ni iba a entender, así que no quise. Yo ya había hablado con los médicos y ya me habían explicado lo que era un linfoma. Es verdad que me dieron mucha confianza y muchas esperanzas y eso ayudó mucho. Pero para mí sin duda este proceso ha sido más duro físicamente. Porque al final mentalmente te haces a la idea, ya sabes lo que hay, pero sí que es verdad que al ser algo nuevo que no había experimentado antes, nunca sabía cómo iba a reaccionar mi cuerpo. Físicamente ha habido días que ha sido muy duro, pero mentalmente lo he llevado muy bien.
Era importante para mí compartir públicamente la noticia porque aantes que tenistas o deportistas somos personas y nos pasa exactamente lo mismo. Lo expresé en su día con esa naturalidad porque así lo sentía. Había gente que ya sabía que yo había estado tiempo sin entrenar y que había estado tiempo en el hospital. Al final lo hice porque la gente no me iba a ver en la gira americana, en el US Open, en Roland-Garros… lo hice un poco para avisarles de que iba a estar un tiempo fuera.
Es cierto que son noticias que nunca quieres escuchar de nadie, conozcas a esa persona o no. Sí que esperaba recibir cariño y ánimos, pero no en tanta cantidad, no me lo imaginaba. La verdad es que se agradece y sigo guardando todas esas muestras de cariño.
Me dijeron que el deporte ayudaba muchísimo y a medida que me fui encontrando bien empecé a hacer deporte. Me gustaría hacer mucho más. Juego al tenis porque al final para mí es lo más fácil. A mí me gustaría jugar algún partido de fútbol o de baloncesto, pero para mí no es fácil reunir a un grupo grande de gente cada vez que quiera hacer deporte. Al tenis simplemente con llamar a una persona ya me basta. También hago mucho gimnasio, lo hago porque me dijeron que estar activa me iría bien. Pero también es cierto que muchas veces que no me apetece no lo hago y me quedo en casa.
En casa tengo la suerte de que mi hermano cocina muy bien, así que yo no he tenido que pisar la cocina. He estado en casa con mis padres, hemos visto series, he pintado mandalas, he jugado al ajedrez, he leído mucho, he hecho algo de ejercicio… pero no he descubierto nada, creo que lo que mejor se me sigue dando es el tenis.
Estoy con los últimos pasos de mi recuperación ahora. El lunes 25 de enero tuve la última sesión de quimioterapia y ahora tengo que completar unas pequeñas sesiones de radioterapia. Después de eso, realmente espero que todo haya acabado.
Antes de mi diagnóstico tomé la decisión de retirarme del tenis profesional en 2020 porque era lo que el cuerpo y el corazón me pedían y lo mantengo. Sí que es verdad que me gustaría despedirme en una pista de tenis porque no me gustaría que la gente me recordara despidiéndome en una camilla. Tengo en mente si todo va bien poder despedirme, pero ni mucho menos alargarlo a 2022.
El estar 24 horas o 26 para llegar a Australia no se echa de menos, tampoco el jet lag. Lo que echo de menos es ver a mis compañeros y estar con ellos, esos momentos de sobremesa, la competición, los fans…
El sueño de todo atleta es participar en los Juegos Olímpicos
Este año, como los Juegos se han aplazado es verdad que tengo una buena oportunidad, pero no depende de mí. Dependo de mis compañeras, dependo de Garbiñe, de que tenga buen ranking o no para poder jugar dobles juntas. Después depende solo de mis compañeras, en el cuadro individual sólo pueden ir cuatro. Si Garbiñe, Paula, Sara y Aliona lo hacen muy bien pues yo me quedo fuera, no hay otra.
Finalmente, quiero aprovechar esta oportunidad para agradecer a todo el mundo por sus mensajes de cariño, amor y apoyo. Espero que disfrutéis mucho esta edición del Open de Australia.
Sigue a Carla Suárez Navarro en Twitter (@CarlaSuarezNava) e Instagram (@carlasuareznava).
Laver Cup
Federer recoge el guante de Nadal para la Laver Cup: "Sería increíble"
HACE UN DÍA
Laver Cup
▶🎾 Vídeo resumen de la Laver Cup: el dominio Europeo se consolida con el cuarto triunfo
AYER A LAS 10:16