EFE

La Caja Mágica de la Copa Davis, calentada con infrarrojos

La Caja Mágica de la Copa Davis, calentada con infrarrojos
Por EFE

El 20/11/2019 a las 14:42Actualizado

Sevilla, 20 nov (EFE).- La empresa sevillana Calefacción Infrarrojos SL ha sido la elegida por la organización de la Copa Davis de tenis para calentar los 3.500 metros cuadrados de la Caja Mágica de Madrid, para la que emplea un sistema de infrarrojos que evita tener que calentar el aire y proporciona calor directamente en la materia.

El director de la empresa, Miguel Fernández, ha explicado a Efe que Kosmos, la empresa de Gerard Piqué que organiza el torneo, les llamó para calentar la Caja Mágica, algo que considera "casi imposible" de hacer a través de las calefacciones convencionales porque se trata de un espacio de seis metros de altura.

Para ello, han instalado 166 calefactores de 6.000 W de potencia para tener calor en un lugar "tan difícil como ese edificio" de Madrid, donde se esperan temperaturas de hasta cero grados hasta el domingo, cuando acaba el torneo, ha indicado el director de la empresa sevillana, quien ha asegurado que son la única empresa en Europa que podía proporcionar la calefacción en la Caja Mágica.

La ventaja del sistema de infrarrojos IR Radiant, cuyas placas fabrica la empresa sevillana desde hace cinco años y que empezó a usar hace 14 años, es que se calienta la materia pero no el aire, ha subrayado el director de la empresa sevillana.

Con la marca de infrarrojos IR Radiant, además, se ahorran costes respecto a la calefacción tradicional, ha añadido Fernández antes de enfatizar que fueron "pioneros en presentar este novedoso sistema a Europa hace 14 años, cuando era una auténtica utopía".

"Explicar a un profesional que podíamos calentar directamente un habitáculo sin necesidad de calentar el aire, calentando solo materia como paredes, suelo y muebles así como a personas" era algo "increíble", ha agregado.

Este sistema se aplica en espacios pequeños como cuartos de baño y en grandes recintos, y lo han instalado en estadios como el PSV de Holanda o en un pabellón de deportes en Lille (Francia), en almacenes e industrias de todo el país, en iglesias de Múnich o Venecia, en ayuntamientos, restaurantes y hoteles.