Llevamos una semana de torneo, ¿se nota ya el cansancio?
No, todavía no (risas). El hecho de que hubiese dos días sin partidos entre medias me liberó un poco la agenda para descansar y para entrenar. Aunque no estoy pudiendo entrenar mucho, ya estoy en plena pretemporada, así que intento adaptarme al horario como puedo. La única solución es entrenar a primera hora, pero hasta que no termine la Copa Davis no podré centrarme al 100% en esto.
¿Ves todos los partidos?
US Open
Así fue la primera jornada de los españoles en la previa del US Open
24/08/2021 A LAS 09:40
Por supuesto. Ayer vi los tres enteros y el día del España-Rusia también. A las dos sesiones de las 10:30 me enganché en el segundo partido porque venía de entrenar por la mañana, pero siempre intento ver todo lo que puedo. Como director tengo también ciertas reuniones y compromisos que cumplir, pero intento abordarlo todo, aunque no es fácil. Sí te puedo decir que estoy viendo más tenis esta semana del que suelo ver durante el año.
Es tu primera vez como director, ¿es lo que esperabas?
Después de tantos años en este mundo, sabía perfectamente cuáles eran las labores de un director de torneo. Feliciano, por ejemplo, lleva ya varios años en el Mutua Madrid Open, o ahora David Ferrer en el Conde de Godó, o aquí mismo Albert Costa. Muchos ex jugadores que son muy amigos míos están ahora de directores, así que conocía muy bien las funciones que me esperaban. Estoy muy contento con la experiencia, lo estoy disfrutando mucho y no solo por el tenis, también por todo el equipo de trabajo que me rodea de Kosmos Tennis con los que estoy conviviendo estos días.
Había cierto miedo de que el torneo perdiera tirón tras la derrota de España, pero la grada sigue respondiendo.
Es triste para nosotros y para la competición que el equipo anfitrión quede eliminado pero, dentro de lo negativo, esa plaza pasó a ser de Serbia, donde está el Nº1 del mundo. En ese sentido, aunque no esté España, seguimos teniendo a los dos mejores tenistas del ranking y a otros equipos muy fuertes. La gente que sabe de tenis sabe apreciar esto, no solo vienen a ver a España, los aficionados de verdad buscar ver buen nivel de tenis.

Players' Cut: La 'Nadalada' ante Verdasco en Australia 2009

¿Echabas de menos esta competición?
Son ya seis años sin jugarla, ha pasado mucho tiempo. En 2016 y 2017 hubo varias eliminatorias donde el capitán no contó conmigo; luego, cuando sí contó conmigo, yo estaba lesionado y no pude jugar. Después vino el COVID y ahora, tras pasar una operación de codo y otra de rodilla, he perdido mucho ranking y ritmo de competición. Este año tenía clarísimo que no iba a estar, de hecho, cuando me llamaron para ser director del torneo me pillaron planeando las vacaciones con mi familia.
¿Y en 2019?
Ahí sí que me dolió, porque hace dos años estuve top30 durante todo el año, creo que me lo merecía bastante. Además era en Madrid también, me hacía mucha ilusión jugar la Copa Davis en mi ciudad, pero no fui convocado.
Pasarán los años y la gente te recordará como el héroe de Mar del Plata, bendito problema.
¡Desde luego! Fue de los momentos más increíbles de mi carrera, posiblemente el mayor de todos. Fue algo muy especial y no solo por el hecho de ser el punto decisivo, ya que al año siguiente ganamos también el título y el punto definitivo lo sacamos Feliciano y yo en el dobles contra Berdych y Stepanek; la diferencia fue que en esa final jugábamos en Barcelona, en tierra batida y teníamos a Rafa. Es decir, éramos favoritos. En la de Mar del Plata no, por eso lo hizo mucho más especial.
Tú que sabes perfectamente lo que significa jugar en casa y jugar fuera, ¿qué te parece ese nuevo formato?
Cuando yo jugaba la Copa Davis, todos los jugadores nos quejábamos pidiendo este nuevo formato, queríamos una Copa Davis de diez días a final de temporada y no tener que jugar cuatro eliminatorias repartidas durante el año. A veces pasabas de jugar el Open de Australia, a jugar en indoor a Bielorrusia y luego a Sudamérica en tierra batida. En tres semanas jugabas en tres superficies diferentes, lo peor para un jugador. El factor de jugar en casa o jugar fuera estaba muy bien, en un estadio de 8.000 personas tenías al público contigo o lo tenías en contra, eso lo hacía especial. Pero si hablamos de calendario, todos pedíamos este formato…
… y sin embargo, ahí siguen las críticas.
Lo que no tengo es lo que quiero, así es el ser humano. Si comparamos 2021 con 2019 hay un aspecto muy positivo: ahora la fase de grupos se juega en tres ciudades. Eso hace que haya tres países anfitriones más luego semifinales+final en Madrid, pero ya le estás dando la oportunidad a tres países de ser anfitriones. Entre Kosmos Tennis y la ITF están trabajando mucho para que ese factor ‘local-visitante’ no se pierda del todo, pero manteniendo el formato de diez días en el calendario.
¿Cómo se puede convencer a los detractores?
Mucha gente está acostumbrada a la tradición de antes y por eso no aprueba este nuevo formato. Zverev, por ejemplo, es uno de los que ha dicho que él soñaba con ganar la Copa Davis de toda la vida… pero es que las cosas evolucionan, igual que antes no había Ojo de halcón y ahora sí. Todos nos tendremos que ir acostumbrando, no queda otra.
¿A ti gusta más esta nueva Davis?
Desde mi punto de vista, y no es porque ahora sea el director del torneo, creo que el cambio es bastante positivo de cara al jugador, por temas de calendario y posibles lesiones. Hace cinco meses te hubiera contestado lo mismo.
Si no hay sorpresa, el domingo se anunciará que la Copa Davis 2022 se marcha a Abu Dhabi, un lugar con escasa tradición tenística.
A ver, yo resido en Doha, igual no soy la persona indicada para responder (risas). Son países que están apostando muchísimo por el deporte, ya sea fútbol, tenis o Fórmula Uno. Sinceramente, no creo que todo deba celebrarse en lugares con tradición, todos los países tienen el derecho a tener competiciones como la Copa Davis, un Mundial o un Gran Premio. Sé que ha habido muchos comentarios de que será en Abu Dhabi, aunque todavía no es oficial, lo que sí es una realidad es que pasará de ser una competición de 16 equipos y no 18. Y en vez grupos de tres, serán grupos de cuatro. Ahora falta por ver cuántas sedes anfitrionas habrá, aparte del lugar donde se dispute la Fase Final. A mí estos cambios me gustan.
A todo esto, tú sigues siendo jugador en activo. ¿Te asusta lo que pueda pasar la temporada que viene?
Está claro que con la edad que tengo el margen es menor. Cuando tienes 21 años sabes que te quedan muchos años por delante para seguir intentándolo; cuando tienes 38, no. Ojalá que esta pretemporada pueda hacerla al 100% y el cuerpo me respete después de dos años muy duros de problemas físicos. Eso es lo más importante, el juego sé que todavía lo tengo, lo veo cuando entreno. Tarde o temprano, si el cuerpo me aguanta, sé que volveré a meterme top100; si no me aguanta, será momento de decir basta.
¿Qué tienes pensado jugar?
Los tres primeros meses del año van a ser fundamentales. Ahora mismo tengo ranking protegido de #70, aunque todavía no tengo decidido lo que voy a jugar. Puede que un Challenger, la previa del Open de Australia y luego la gira de Sudamérica, pero igual me voy directo desde Miami a Sudamérica a jugar dos Challengers en tierra batida para luego enlazar con Córdoba, Buenos Aires, Río y Santiago.
Imagino que ver a Feliciano brillando con 40 años es pura inspiración.
Por supuesto, pero no solo Feli. También lo que ha hecho Federer o en su día hizo Connors. La edad es solo un número, lo importante es que te encuentres capacitado y que el cuerpo te respete para dar tu máximo. A veces tu cuerpo dice basta con 30, a veces con 35 y a veces con 40, lo que uno tiene que intentar es que llegue lo más tarde posible. ¿Por qué me voy a retirar si lo que más me gusta en el mundo es jugar al tenis? El día que lo deje no será porque ya no me guste, será porque haya algo que ya no me deja competir al máximo nivel.
Wimbledon Masculino
Alcaraz, Garbiñe y Sorribes sobreviven a un jornada aciaga para los españoles
30/06/2021 A LAS 15:23