Alejandro Davidovich (Málaga, 1999) no sabía lo que hacía al compartir su última publicación en redes sociales, hace cuatro días. El español, presente en Puente Romano en un entrenamiento con el mismísimo Novak Djokovic, firmaba un punto espectacular ante el tenista serbio. Un punto que, para su sorpresa, estaba siendo filmado. La repercusión, como no podía ser de otra forma, fue mundial. ¿Qué se siente al entrenar con tu ídolo? ¿De qué hablaron en los descansos? ¿Cómo es Nole fuera de la cancha? Justo un día antes de poner rumbo a Estados Unidos para disputar el US Open, el jugador español atiende a Eurosport para contarnos una experiencia inolvidable. Una semana de ensueño donde pudo estudiar, aprender y disfrutar de la compañía del mejor tenista del mundo.

-¿Cómo se hace para entrenar con Djokovic?

Tenis
Nadal y Alcaraz, entre los nominados a los Premios ATP 2020
HACE 15 HORAS

-A través de mi mánager. Desde hace tiempo, de vez en cuando entreno en Puente Romano y sabíamos que él también entrena allí en diferentes épocas, pero nunca coincidíamos. Esta vez surgió la oportunidad, mi equipo empezó a hablar con él y por fin nos encontramos.

-¿Qué tal Novak en el trato?

-Te puedo decir que si por televisión parece un tipo de 10, en persona es un tipo de 20. Súper agradable entrenar con él, lo pone todo muy fácil. La imagen que un profesional tiene hacia el público no siempre coincide con la realidad, no conocemos la vida privada de nadie, pero en este caso me ha sorprendido. Estaba todo el rato proponiéndome ir a jugar un básquet, un fútbol, un pádel, etc. Si no acabamos jugando a todo es porque no tuvimos tiempo.

-Y en los entrenamientos, ¿quién mandaba?

-No manda nadie, entre su entrenador y el mío iban hablando acerca de los ejercicios, planteando lo que hacemos. Ahí los jugadores somos unos mandados, es lo que ellos digan. Lo que hicimos fue calentar unos 7-8 minutos y enseguida ya empezamos a movernos. Hacíamos dos y uno, jugamos puntos, todo esto después de hacer una preparación física previa muy fuerte para empezar ya jugando al 100%, así se aprovecha mucho más el entrenamiento.

-El punto que publicaste dio la vuelta al mundo.

-¡No sabía ni que se había grabado! Cuando me lo enseñaron no me lo podía creer, quedará para el recuerdo. Una vez lo tuve en mis manos, pues hombre, había que publicarlo para vacilar un poco a Djokovic (risas). La repercusión ha sido tremenda, vamos, parecía que hubiera hecho cuartos de final en un Grand Slam. Las redes sociales se me saturaron.

-Ya en su día dijiste que tu objetivo era estar en los Hot Shots…

-Es que lo voy a hacer, ya te lo dije. Solo que ahora mismo no estoy tan centrado en buscar el Hot Shot, estoy enfocado en jugar bien y estar relajado, así el Hot Shot llega solo.

-¿Cómo viste a Djokovic en pista? ¿Otra Liga?

-Su mentalidad es de número uno, me queda bastante camino si aspiro a tener algún día esa cabeza. En juego, sin embargo, no hay tanta diferencia, es más cuestión de planteamiento, de saber defender, ser más regular y tocar la bola más delante, como hace él. Conecta muy bien cada pelota, siempre está bien plantado y sabe dónde va a tirar el otro. La diferencia la marca su mentalidad, ahí es donde tiene un chip distinto al resto.

-¿Algo que te llamara la atención?

-Se anticipa muy bien, lee el juego a la perfección, además de que falla muy poco, pero muy poco. No tiene que demostrar a nadie que es el número uno jugándose bolas espectaculares o haciendo Hot Shots, simplemente te pone un listón muy alto y no te regala una sola bola. Ponte a jugar con él, dos horitas, verás lo que pasa (risas). La realidad es que me ganó todos los sets que jugamos: 7-5, 7-6, 6-4… alguno estuvo muy igualado, pero me ganó todos.

-Es tu ídolo, imagino que eso también te generaría cierto respeto.

-Es mi ídolo, totalmente, y ahora mucho más. Pero yo cada entreno que hago, sea un partido o sea un set, siempre voy al 100%, no me guardo nada. Cada día que nos enfrentamos salí a ganarle, pero es difícil, te pone el listó muy alto. Hemos jugado sets y partidos que parecían de torneo, cero relajación, él es muy competitivo también.

Rolland-Garros - Interview Davidovich

Fuente de la imagen: Eurosport

-¿De qué hablabais en los descansos?

-Pues un poco de todo lo que está pasando ahora, del cómo va a ser el futuro del tenis, de lo que se viene por delante estos meses… ningún tema especialmente peculiar. Sí me estuvo contando cómo llegó a ser número uno, cómo le mira ahora la gente o toda la presión que arrastra, en ese aspecto me dio un par de buenos consejos. Viniendo del mejor del mundo y siendo mi ídolo, son cosas que se agradecen. Aprendí mucho escuchándole.

-¿Te contó alguna curiosidad?

-No, pero yo pensaba que él con mi edad ya estaba muy metido. Cuando me dijo que a los 21 años ya era Nº3 del mundo me quedé muerto. ¡¿Con 21 ya era Nº3?! Me contó varias anécdotas de algunas derrotas que tuvo que le hubieran permitido ser Nº2, cómo aprendió a gestionar la presión, fueron 15 minutos de mucho aprendizaje.

-Si pudieras robarle una habilidad…

-Su mentalidad. Mira que tanto Rafa como Novak son una piedra, pero al mismo tiempo son muy diferentes. Cómo miran las cosas, cómo las gestionan, aunque luego hayan recorrido el mismo camino, siento que lo hacen de manera diferente. Me falta entrenar algún día con Rafa, todavía no se ha dado esa ocasión.

-En lo que sí coincidís es que ambos estaréis jugando en Nueva York. ¿Fue difícil tomar la decisión?

-Fue muy fácil. Después de tantísimo tiempo sin competir, en cuanto nos dijeron que ya se podía jugar nos pusimos a sacar los vuelos. Nos ha tocado un año muy duro, han sido cinco meses de calvario que había que dejar atrás cuanto antes, ahora parece que por fin vemos la luz.

-Hay gente que no viaja por miedo.

-Cada persona toma su decisión, entiendo que hay gente que no tiene nada que jugarse. Aunque todos tengamos esas ganas de competir, yo tengo que salir ahí fuera para seguir creciendo, no me puedo permitir quedarme quieto. Ahora mismo tengo muchísimas ganas de sumar victorias, de crecer y tirar para arriba.

-Muchos dicen que este US Open, debido a todas las bajas, supondrá un cambio de ciclo. ¿Te ves dando un petardazo?

-El petardazo se puede dar en cualquier sitio, estando el Big3 o sin estar. Me acuerdo hace unos años a Cecchinato metiéndose en semifinales de Roland Garros después de ganar a Djokovic. La gente llega con ganas, con mucho hambre y la ilusión de hacer algo grande en Estados Unidos. El objetivo que tengo es seguir mejorando, creciendo y que pase lo que tenga que pasar.

Tenis
La WTA reinventa su imagen y renueva la nomenclatura de sus torneos
HACE 19 HORAS
Tenis
Ayuso entrega este jueves a Nadal la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo
HACE 19 HORAS