Desde fuera puede dar la sensación de que Alcaraz, quien lleva 49 partidos jugados desde enero y 42 de ellos ganados, no está tan fino como hace unas semanas, pero Lledó, que es quien mejor puede hablar de ello, no lo ve así. "Yo no creo que Carlos esté falto de chispa y lo que le pudo pesar en la final perdida este domingo frente a Sinner fue a nivel mental porque hizo un gran primer set y comenzó igual el segundo, pero perder seis bolas de break seguidas le afectó y ahí, sin duda, que estuvo la clave frente a un rival que estuvo muy bien, desplegando un gran tenis y muy estable mentalmente", manifiesta el preparador físico del de El Palmar en una entrevista a la Agencia EFE.
Lledó, quien lleva cinco años con Carlos, admite que el jugador lleva "una tralla importante" como consecuencia de sus buenos resultados. "Es verdad que lleva muchos encuentros disputados este año, pero no en tantos torneos. Lo que pasa es que va avanzando rondas y lo de perder finales es una experiencia más y algo que forma parte del proceso de aprendizaje en un chico que todavía tiene 19 años y eso no hay que olvidarlo. Son experiencias que hay que pasar para crecer y es necesario tener los pies en el suelo y trabajar. Bendito problema si eso ocurre porque será señal de que llega lejos en los torneos en los que compite", declaró.
Tenis
Grabher supera a Bolsova y se hace con el título en San Sebastián 6-3 y 7-6(3)
HACE 30 MINUTOS
El preparador envió un mensaje de cautela con Alcaraz, que ha caído en las finales del ATP 500 de Hamburgo y del ATP 250 de Umag frente a los italianos Lorenzo Musetti y Jannik Sinner. "No hay que alarmarse y sí seguir trabajando. Al tenista hay que ayudarle para que encuentre sus herramientas en momentos de tensión y no es normal que ganara todas las finales que disputaba. Además, es mejor perder ahora que no dentro de un tiempo en finales de Grand Slam, por ejemplo", apuntó.
El entrenador de Alcaraz, Juan Carlos Ferrero; el fisioterapeuta, Juanjo Moreno, y el mismo Alberto Lledó intercambian impresiones después de los campeonatos que disputa Carlos y "la temporada va según lo planificado también desde el punto de vista físico", expuso el responsable de esta parcela. Esto no para y tras la tierra batida llegará la pista dura. El palmareño tiene una semana sin competición, lo cual le vendrá bien para resetear de cara a la gira por Canadá y Estados Unidos, con el US Open en el horizonte. "Esta es una semana de transición, en la que Carlos ha tenido dos días libres para ya este miércoles trabajar en lo físico y el jueves viajar a América. Va a estar seis semanas fuera de casa y lo que toca es currar para estar al 100% y, si es posible, mejor que el rival", comentó Lledó, quien admitió que hay cuestiones todavía en las que incidir.
"Carlos puede mejorar algunos aspectos que tienen que ver con el giro de cadera y la velocidad de reacción, pero es un portento genética y físicamente y a eso le añade una gran parte de trabajo, pues sin esfuerzo no es posible estar al nivel que se exige", reconoció, al tiempo que afirmó que el jugador está recuperado de la aparatosa torcedura de tobillo que sufrió el sábado durante su partido de semifinales en Umag ante Giulio Zeppieri. En el calendario del murciano aparecen, como próximas citas, los Masters 1.000 de Montreal (Canadá) y Cincinatti (Estados Unidos) y luego, tras una semana sin competir, el Abierto de Estados Unidos, el cuarto y último Grand Slam de la temporada y en el que el pasado año, en su debut, llegó a cuartos de final siendo la sensación del torneo.
ATP Tel Aviv
Novak Djokovic-Roman Safiullin: Cuarta final para 'Nole' este año 6-1 y 7-6 (3)
HACE 17 HORAS
ATP Tel Aviv
Djokovic vence a Safiullin y se clasifica para su cuarta final del año 6-1 y 7-6 (3)
HACE 18 HORAS