Porque, como el propio Murray indicó tras su victoria junto a Feliciano López en su debut en los dobles de Queen’s, no siente dolor en la cadera, aquella que en el Open de Australia le obligaba a anunciar su retirada entre lágrimas después de caer en un épico partido frente a Roberto Bautista. Por suerte para el tenis, el anuncio llegó pronto y a tenor de lo visto en la hierba británica, parece que el regreso de Andy Murray a los partidos individuales está más cerca que nunca. Es más, incluso podría tener fecha, en el ATP Challenger de Glasgow del 16 al 22 de septiembre, porque como en casa en ningún sitio.

Open Australia 2019: La emoción incontenible de Murray y el pedazo de ovación que se llevó

ATP Córdoba
Un gran Albert Ramos se carga a Schwartzman y se mete en semis
HACE 6 HORAS

Dentro de esta espiral de positivismo que invade al escocés anunció también su presencia en el dobles de Wimbledon junto al francés Pierre-Hugues Herbert y busca pareja para jugar el cuadro mixto, aunque de momento no ha conseguido encontrar compañera en su regreso a un Grand Slam. Como no podría ser de otra manera el torneo culmen de su carrera, donde venció en 2013 y 2016, siendo considerado por méritos propios dentro del llamado ‘Big Four’.

Junto con ‘Feli’ se dieron el gusto de eliminar a los cabeza de serie número uno del cuadro en Queen's, los colombianos Farah y Cabral, ante una enfervorecida grada abarrotada con 8.000 asistentes, que querían disfrutar nuevamente de su gran estrella, aquella que a finales de enero decía adiós a las pistas de manera profesional. Pero la gran duda es ¿qué ha cambiado para que Murray haya pasado de la retirada a pensar nuevamente como un jugador de tenis en activo?

La culpable de la recuperación del escocés ha sido la doctora Sarah Muirhead-Allwood, la que ha hecho crecer la esperanza que a principios de año el jugador británico tenía completamente perdida. En su currículum se encontraba el haber sido la encargada de operar a miembros de la realeza británica, aunque quedaba una duda en la cabeza de Murray ¿servirá su método para un deportista de élite? La respuesta tras sus sensaciones de Queen’s parece clara, sí.

Andy Murray of Great Britain partner of Feliciano Lopez of Spain plays a backhand during their mens doubles first round match against Juan Sebastian cabal of Columbia and Robert Farah of Columbia during day four of the Fever-Tree Championships at Queens C

Fuente de la imagen: Getty Images

La técnica usaba el pasado 29 de enero consistía en recubrir la cabeza del fémur, encargada de conectar con la articulación que conforma la cadera, con una capa metálica, que está permitiendo por primera vez en mucho tiempo, jugar a Murray sin dolor. Tras Queen’s jugará en Eastbourne y posteriormente en Wimbledon, aunque de momento será siempre en dobles, de cara a seguir preparando su esperado desembarco en el cuadro individual.

Para eso habrá que esperar por lo menos a septiembre, aunque si el camino que ha seguido el escocés sigue su rumbo el momento llegará. Nadie sabe el nivel que podrá mostrar y si alcanzará los registros que le llevaron a pelear de tú a tú contra Nadal, Djokovic y Federer, pero eso no quita para que se celebre la vuelta de un Andy Murray que a sus 32 años puede disfrutar del tenis cuando por su cabeza parecía haber acabado su ciclo hace cuatro meses y medio.

ATP Montpellier
Bautista-Humbert: Con paso firme a las semifinales
HACE 18 HORAS
ATP Acapulco
Nadal no estará en Acapulco por sus problemas de espalda
HACE 20 HORAS