Getty Images

Masters Monte Carlo 2019: Nadal y el arte de hacer cotidiano lo imposible

Masters Monte Carlo 2019: Nadal y el arte de hacer cotidiano lo imposible

El 16/04/2019 a las 08:38

El Masters 1.000 de Monte-Carlo, una cita marcada en rojo todos los años por Rafa Nadal, que encuentra en el torneo monegasco, su primera toma de contacto con la superficie que le ha convertido en gran medida en uno de los mejores tenistas de la historia, la tierra batida. El balear regresa en la búsqueda de su duodécimo título y con el objetivo de dejar atrás sus problemas en la rodilla derecha.

No se entiende la historia reciente de este torneo sin el dominio absoluto, en números y en sensaciones sobre la pista, de Nadal, que solamente ha perdido cuatro partidos desde que debutara en el año 2003. Un bagaje parecido al conseguido en Roland-Garros (86-2) y el Conde de Godó (58-3), dos torneos donde sorprendentemente ha cedido en menor número de ocasiones, celebrando en todos ellos once títulos.

A diferencia de lo que ocurriera en Roland-Garros, donde en 2005 levantó el trofeo en la Philippe Chatrier en su primera participación, el cuadro principal de Monte-Carlo vio aparecer a un imberbe Rafa en el año 2003, donde apenas contaba con 16 años, apareciendo entre los mejores después de superar la fase previa. Contra todo pronóstico llegaba a tercera ronda, superando entre otros a Albert Costa, defensor por aquel entonces del título en el Grand Slam parisino donde triunfaba en 2002 (7-5 y 6-3). Guillermo Coria cortaba su rebeldía en dos mangas (6-7(3) y 2-6) cayendo posteriormente en la final frente a Juan Carlos Ferrero que alzaba por segunda vez consecutiva el trofeo en la pista Raniero III de Mónaco.

Diez años tuvieron que pasar para que Nadal volviera a perder un partido en el Monte-Carlo Country Club. En 2005 volvía y se hacía con su primer título de los por aquel entonces denominados Masters Series, en la antesala de lo que llegaría meses después en París. Ese sería el primero de los ocho trofeos consecutivos del manacorí sobre la tierra batida monegasca, donde barría todos los récords habidos y por haber de un plumazo, empezando a escribir una historia que difícilmente podrá ser igualada.

En el recuerdo ya quedan las tres finales consecutivas donde Roger Federer no pudo acabar con el dominio de Nadal (2006, 2007 y 2008) o los duelos por el título de pleno color español que se han vivido en tres ocasiones, contra Fernando Verdasco en 2010, David Ferrer en 2011 y Albert Ramos-Viñolas en 2017. Pero si ha habido alguien que ha conseguido poner en apuros a Rafa no ha sido otro que Novak Djokovic, el único que tiene el honor de haber superado al balear dos veces.

Rafael Nadal and Novak Djokovic after Monte Carlo Masters finals 2012

Rafael Nadal and Novak Djokovic after Monte Carlo Masters finals 2012Imago

Frente al serbio cayó en la final de 2013, rompiendo una racha de una década sin conocer la derrota y posteriormente no pudo hacer frente al nivel mostrado por su rival en las semifinales de 2015 (3-6 y 3-6). Entre medias, en 2014, se produjo la otra derrota de las cuatro que ha sufrido Nadal en Monte-Carlo, los cuartos de final de 2014 donde David Ferrer se tomaba la revancha de la final de 2011.

Posiblemente, la victoria más gratificante para el español, de las once que ya ha conseguido sumar, haya sido la de 2016. Antes de que la muñeca le obligara a abandonar en Roland-Garros, Rafa alzaba el título, rompiendo una sequía en Mónaco de tres temporadas, superando sus problemas no tanto físicos como psicológicos, que mermaron el rendimiento del manacorí en 2015. Primero era capaz de superar a Andy Murray en semifinales y vencía a Gael Monfils en la final.

Desde entonces, otras dos victorias en 2017 y 2018 le mantienen como un auténtico mito viviente del torneo. La última sin ceder un solo set, algo que conseguía por quinta vez (2007, 2008, 2010, 2012 y 2018). Un total de 68 victorias que le colocan con 11 títulos muy por encima de sus principales perseguidores en el palmarés, que con tres son Bjorn Borg, Guillermo Villas, Thomas Muster e Ilia Nastase.

Nadal celebra el título individual en 2008 en Monte-Carlo

Nadal celebra el título individual en 2008 en Monte-CarloEFE

Precisamente con el rumano Nadal comparte el honor de haber conseguido en una misma edición el cuadro individual y de dobles. Nastase lo hizo en dos ocasiones (1971 y 1973), Rafa levantó ambos títulos en 2008, haciendo pareja junto a Tommy Robredo, superando a Federer en el apartado en solitario.

Un total del 94,44% de partidos ganados que hacen de Nadal un rival prácticamente inexpugnable en la arcilla de Mónaco. Djokovic será su principal rival de cara a conseguir lo que nadie en la historia ha hecho, ganar doce veces el trofeo en un mismo torneo. A pesar de regresar de una lesión, vuelve a ser el máximo favorito por méritos propios.

0
0