Personajes

Stan Wawrinka. Superado en todo momento, el ganador de tres Grand Slams tuvo un auténtico ‘déjà vu’ de la final de Roland-Garros 2017 donde Nadal le pasó por encima. En Madrid, las sensaciones fueron muy parecidas, con el tenista español no permitiendo golpear en ningún momento cómodo a ‘The Man’. Sin embargo, es buena noticia verle llegar nuevamente a las rondas finales de un torneo Masters 1.000
Rafa Nadal. “¡Nadal imperial!” le gritaban al manacorí desde la grada y no le faltaba la razón a los aficionados que pudieron disfrutar de la mejor versión del balear en la campaña de arcilla. Incisivo con sus golpes, asentado sobre la pista, seguro con su servicio y con el toque mágico de las grandes ocasiones. Esta versión del once veces ganador de Roland-Garros es como para soñar.
Roland-Garros
Nadal, en estado óptimo para luchar por su 14º Roland-Garros
AYER A LAS 16:53

Nadal

Fuente de la imagen: Getty Images

Nudo

Había mucha expectación en el Estadio Manolo Santana, con un partido que recordaba a grandes batallas pasadas con olor a Grand Slam. Rafa Nadal llegaba con una mejora exponencial de su tenis, que poco a poco iba alcanzando niveles de poder alcanzar algo grande y ante Stan Wawrinka no hizo sino corroborar que su mejor versión está muy pero que muy próxima. El tenista helvético solamente conseguía llevarse su primer turno del servicio antes de que el español sacara a pasear la apisonadora en forma de derecha demoledora.
El manacorí encadenaba cinco juegos ganados de manera consecutiva, aprovechando sus dos primeras oportunidades de rotura durante el partido, dejando un poso de grandeza que sacaba la sonrisa y los signos de admiración en la grada que disfrutaba con cada jugada de un Nadal en estado de gracia.
Puntos de servicio, derechas paralelas, reveses cruzados que mantenían a Wawrinka totalmente en movimiento, sin poder jugar con comodidad durante todo el partido. El resultado dejaba un 1-6 en 26 minutos de juego tras un parcial prácticamente inmaculado de un Rafa, que conforme pasaban los puntos encontraba una manera nueva de hacer daño a su rival.
En el segundo set no iba a cambiar mucho historia. Solamente en el arranque el helvético pareció sacar algo la cabeza, pero quedó en un completo espejismo cuando Nadal volvió a ajustar la mirilla, siempre a punto en su duelo ante Wawrinka. El único pero llegó a la hora de convertir con efectividad sus opciones de break, perdiendo hasta cinco de manera consecutiva, pero se mantuvo firme sin ceder en ningún momento su propio servicio.
Nadal era un ciclón y eso es noticia dado que todavía no ha levantado ni un solo trofeo durante el 2019. Si el nivel mostrado durante este partido se mantiene en el tiempo, quedará en anécdota ya que en la Caja Mágica apareció el mejor Rafa. De momento ya ha mejorado los cuartos de 2018, en mente, superar a Stefanos Tsitsipas en semifinales, un tenista al que ha ganado en las tres ocasiones en las que se han enfrentado, la última en las semifinales del Open de Australia.
Tenis
Nadal preguntó sobre la arcilla de Roma cómo iba el Real Madrid
AYER A LAS 21:17
ATP Roma
Djokovic-Nadal: Diez veces eterno en Roma
AYER A LAS 20:11