Getty Images

Mutua Madrid Open 2019, Tiafoe-Nadal: Un peldaño más arriba (3-6 y 4-6)

Mutua Madrid Open 2019, Tiafoe-Nadal: Un peldaño más arriba (3-6 y 4-6)

El 09/05/2019 a las 21:45Actualizado El 09/05/2019 a las 21:56

Rafa Nadal se clasificó brillantemente para los cuartos de final del Mutua Madrid Open tras solventar su duelo frente a Frances Tiafoe en dos mangas (3-6 y 4-6). El número dos mundial siguió mostrando mejoría en su juego en un choque que nuevamente le enfrentó a un tenista de la nueva generación. Su próximo rival será Stan Wawrinka, contra el que sabe lo que es jugar dos finales de Grand Slam.

Personajes

Frances Tiafoe. Trabajador incansable sobre la pista, no pudo hacer frente al despliegue de golpes desde el fondo de la pista y acabó sucumbiendo al ritmo endiablado de Nadal. Como en Australia, volvió a demostrar que es un tenista al que habrá que seguir muy de cerca en el futuro, pero vencer a Rafa sobre arcilla son palabras mayores.

Rafa Nadal. Había confirmado ya en rueda de prensa sus mejores sensaciones en los entrenamientos y eso se está traduciendo en una mejora sustancial sobre la pista. El número dos mundial muestra un juego más reconocible, con una gran solidez con el servicio, y ante un tenista que ya había vencido este año en los cuartos en Melbourne, volvió a dejar claro que es el Rey de la tierra batida.

Rafa Nadal-Tiafoe Mutua Madrid Open

Rafa Nadal-Tiafoe Mutua Madrid OpenEFE

Nudo

Después de las victorias de Djokovic y Federer, con más o menos sufrimiento, saltaba a la pista Manolo Santana Rafa Nadal, con el objetivo de seguir la estela de sus dos principales rivales en Madrid, que ya se encontraban clasificados para los cuartos de final. El manacorí tenía en frente a Frances Tiafoe, en una reedición de los últimos cuartos del Open de Australia donde el español se impuso con claridad al explosivo jugador norteamericano.

Nadal, que había eliminado al canadiense Félix Auger-Aliassime en su debut, recuperaba poco a poco sensaciones pasadas, y contra Tiafoe demostraba dar un nuevo paso en la escalera que le lleva a su máximo nivel sobre tierra batida. Los golpes, más profundos que en partidos anteriores, hacían mella en la confianza del estadounidense que no rehuía el combate cuerpo a cuerpo, donde el español se siente más cómodo.

A la segunda oportunidad, Rafa conseguía una rotura que iba a ser definitiva en la primera manga, y que hacía justicia a lo propuesto por ambos tenistas sobre la pista (1-3). El balear vivía de su gran derecha paralela y la usaba con maestría forzando a un Tiafoe que luchaba por mantenerse en el centro de la pista. Sin tener que defender ni una sola bola de break, el set iba a parar del lado del cinco veces ganador del torneo.

El servicio seguía carburando en Madrid, con un 87% de puntos ganados con su primero y un 66% con el segundo, dejando pocas oportunidades al resto y sin cometer ninguna doble falta. La segunda manga veía como Tiafoe mejoraba en sus prestaciones, y llegaba a contar con una oportunidad de poder romper el saque de Rafa, la única en todo el partido, que desbarataba el español con rabia.

Era Nadal el que no dejaba escapar la pelota de break y se ponía con una ventaja que ya iba a ser insalvable para el estadounidense. Rafa manejaba los tiempos y solamente se complicaba con un 0-30 la vida en el último juego del partido, donde Tiafoe se agarraba como podía a la mínima posibilidad de levantar un duelo que se había decantado desde hacía bastante tiempo.

Nadal acaba cerrando con dos grandes servicios obteniendo el billete para los cuartos de final donde esperaba Stan Wawrinka en la reedición de la final del año 2013, y de la lucha por el título en el Open de Australia 2014 y en Roland Garros 2017. En las dos finales de tierra batida, el duelo se decidió siempre a favor de Rafa.

0
0