No fue un plato fácil de digerir para Djokovic la final en Flushing Meadows. El peso de la historia jugó en su contra y lo que prometía con ser un año glorioso después de Wimbledon con la posibilidad de cerrar un curso de ensueño, acabó tornándose en pesadilla, primero en los Juegos Olímpicos de Tokio y posteriormente en la gran manzana. La derrota forma parte de la vida del deportista, pero cuando uno está tan cerca de poder lograr algo que no había conseguido nadie en categoría masculina (el Golden Slam) o que no se daba desde 1969 (ganar los cuarto Grand Slams en un mismo año), el golpe es mucho más duro.

Djokovic-Medvedev: Primer título para negarle la gloria a Nole (4-6, 4-6 y 4-6)

Por ello, quedaba por ver cuál iba a ser la reacción de un Novak Djokovic exhausto, físicamente por el desgaste de encadenar la cita japonesa con el US Open, pero sobre todo mentalmente, después de tener que ceder en la Arthur Ashe ante un Daniil Medvedev, que poca opción dio al número uno del mundo en la lucha por el título.
Open de Australia
El padre de Djokovic ve improbable que Novak esté en el Open de Australia
AYER A LAS 16:13
Lo lógico después del batacazo es que Djokovic se tomará un tiempo de descanso, para ordenar ideas y poder seguir afrontando los retos que tiene por delante, pero la duda está en saber hasta cuándo podría durar el tiempo de asueto, una vez que poco se conoce desde que ‘Nole’ terminara entre lágrimas la final del último Grand Slam del año. Su primer paso fue renunciar a jugar en Indian Wells, torneo fuera de fecha que tuvo que posponerse hasta el mes de octubre debido a la pandemia, donde sabe lo que es ganar hasta en cinco ocasiones. El serbio no se sentía preparado todavía, pero todavía quedan preguntas por resolver y es que la incógnita se sitúa sobre si volverá a competir de aquí a final de año (Masters 1.000 de París-Bercy, ATP Finals y Copa Davis), o alargará el descanso hasta 2022.

La tensión pudo con Djokovic, ¡no aguantó las lágrimas a falta de un juego!

A sus 34 años, Djokovic ha jugado 50 partidos en 2021, con un balance de 44 victorias y 6 derrotas en una temporada victoriosa, con tres títulos de Grand Slam de los cuatro conquistados en total, pero muy exigente para el número uno mundial, que tiene que medir con mimo sus pasos, al igual que hacen Roger Federer y Rafa Nadal, ambos lesionados y que no volverán al circuito en lo que resta de campaña.
Su situación en el ranking no parece peligrar de momento, con Daniil Medvedev recortando distancias, pero todavía lejos de poder aspirar a destronar al serbio en lo más alto de la clasificación ATP, y el objetivo de ser el primer tenista en la historia en acabar el año como número uno siete veces parece cerrado. Sin embargo, el principal reto que tenía por delante ha supuesto un mazazo a sus aspiraciones de poner tierra de por medio en su lucha por ser el mejor tenista de la historia. A pesar de ello, el 2021 le ha servido para empatar a 20 grandes con Nadal y Federer, y promete un 2022 donde la batalla será más interesante que nunca.
Después de pasar unos días en Bosnia, donde su presencia con un exmilitar serbio provocó una gran polémica en su país, el número uno del mundo está de vuelta en Belgrado donde prepara su vuelta a los circuitos, pero sin fecha fijada, o por lo menos sin hacerla pública, ya que Djokovic desgrana su futuro con hermetismo, sin dejar entrever lo que le deparará al balcánico.
Copa Davis Individual
Serbia-Austria (2-0), Djokovic-Novak: El número 1 tiene ganas de algo grande (6-3 y 6-2)
26/11/2021 A LAS 18:23
Tenis
Blog Murciego: La 'quintaesencia' de Zverev
23/11/2021 A LAS 09:02