El aficionado regular del tenis estaba deseando este momento desde hace años. En una sociedad con tendencia a ordenar y clasificar a todos sus protagonistas, muchos estaban sufriendo por la imposibilidad de definir quién era el mejor tenista de la historia en estos momentos. Ya saben, la eterna batalla entre el viejo (Roger Federer), el bueno (Rafael Nadal) y el malo (Novak Djokovic), aunque no todos lo veían con ese prisma. Cada uno de su padre y de su madre, cada uno con su edad, con su carácter y su manera de jugar. Ante tanta variable, necesitábamos un factor común a los tres grandes campeones, un triple empate a 20 Grand Slams que se lo pusiera fácil a la razón, a la frialdad de los números, a los que buscaban cerrar de una vez este debate. El desenlace de Wimbledon 2021 nos permite, por primera vez, interpretar al Big3 con el mismo examen. Minutos después, leyendo cada respuesta, los hechos objetivos nos empujan a pensar que el serbio ya podría ser considerado como el GOAT por estas cinco razones.
NÚMERO DE GRAND SLAMS
Para los que ponen la vitrina por delante de cualquier otro éxito, era imprescindible que Novak Djokovic alcanzara los 20 Grand Slam si quería tener la oportunidad de participar en el debate. ¿Tan importante era ganar un título más? ¿Con 19 no era bastante? En fin, sea como fuere, el balcánico ya ha cumplido ese objetivo. ¿Y ahora qué? Pues ahora toca analizar el valor de cada cesta, y en la cesta del serbio encontramos ciertos tesoros que en las otras no. Como por ejemplo, ser el único que ganó varias veces los cuatro majors. O ser el único que ganó los cuatro de manera consecutiva (2015-2016). O ser el único que ha conquistado los tres primeros grandes en una temporada, el Channel Slam (2021). Incluso, si me apuran, ser el que ha necesitado menos tiempo para llegar a la meta. Recordemos que Novak apenas tenía un Grand Slam en enero de 2011, por lo que ha edificado toda su leyenda en apenas una década. Dicen que las prisas no son buenas, pues aquí se equivocaron.
Tenis
Nadal recibe el premio al compromiso solidario del Teléfono de la Esperanza
AYER A LAS 08:09
NÚMERO DE MASTERS 1000
Bajamos un escalón en la importancia de los trofeos, toca hablar de los Masters 1000. Vale, es cierto que han perdido bastante relevancia dentro del calendario, precisamente, porque el propio Big3, enfocado totalmente en la pelea por los Grand Slams, han ido rebajando su presencia en ellos, hasta el punto límite de ver un evento como Indian Wells ausente de estrellas. Pese a todo, es tan grande la huella que han dejado que siguen siendo los grandes dominadores del escenario, con 36 títulos para Djokovic, 36 para Nadal y 28 para Federer. Aquí no hay triple empate, nunca lo habrá, lo que sí encontramos de nuevo es al serbio por delante en un detalle capital. Es el único que ha ganado todos los Masters 1000, los nueve, incluso los ha ganado todos varias veces. Ante un dato así, es imposible no apuntarle también este tanto.
SEMANAS COMO NÚMERO 1
Llegamos a una de las estadísticas más salvajes que Novak Djokovic arrastrará en su palmarés para toda la vida, a menos que aterrice un nuevo extraterrestre próximamente. Ya nos costó asimilar que Pete Sampras ocupara el Nº1 del mundo durante 286 semanas. Años después, colapsamos mentalmente al ver cómo Roger Federer superaba esa barrera y colocaba el techo en 310 semanas. Ahora mismo, asusta ver al serbio liderando la tabla durante 329 semanas, aunque lo que realmente da miedo es imaginar hasta dónde puede llegar. De una forma u otra, el pupilo de Marian Vajda y Goran Ivanisevic ya se le puede considerar el mejor número uno de la historia, o al menos el que más tiempo ejerció de líder del ranking ATP. Ah, por cierto, también es el jugador de la historia que más veces acabó la temporada en lo más alto, un total de seis: 2011, 2012, 2014, 2015, 2018 y 2020. Vayan preparando la séptima.
RIVALIDADES DIRECTAS
Otro punto fundamental para entender la grandeza de Djokovic es el H2H ante sus dos máximos competidores. Muchas veces fantaseamos pensando quién es mejor: Nadal o Borg, Federer o Sampras, Djokovic o Laver. Cuestiones imposibles de resolver debido a la distancia entre épocas y la profesionalización del tenis con el paso de las generaciones. Sin embargo, aceptando que los miembros del Big3 son los tres mejores jugadores de todos los tiempos, a ellos sí podemos entrar a analizarlos con la misma vara de medir, ya que los tres son coetáneos. Pues bien, Nole domina el H2H ante el suizo (27-23) y también ante el español (30-28). A ambos les ha ganado en todas las superficies, sin importar en qué momento estaban o si era una finalísima de Grand Slam. A Rafa le ha ganado dos veces en Roland Garros y a Roger tres finales en Wimbledon. De momento, nadie ha podido con Novak en las dos últimas rondas del Open de Australia.

Así certificó Djokovic su pase a la final derrotando a Nadal

EL REY DE LAS SUPERFICIES
Por último, es importante destacar uno de los motivos por los que Novak Djokovic se ha mostrado imparable en esta última década, diez años donde el serbio ha recortado una diferencia abismal respecto a Federer y Nadal, hasta sentarse con ellos en la misma mesa. ¿Cómo se pueden recortar 19 Grand Slams tan rápido? Muy fácil: compitiendo en todas las superficies. Al serbio no le importa si llega la gira de tierra batida, si toca pisar la hierba sin apenas rodaje, si el estadio cierra el techo o si nos vamos a jugar en cemento al aire libre. Ese gen camaleónico es lo que le ha permitido ser peligroso cada semana, ser candidato en cada torneo que disputaba y, lo más importante, no tener vacíos dentro del calendario. Así como Rafa sufre más en pasto y en indoor, o Federer prefiere abstraerse cuando llega el polvo de ladrillo, con Novak esto nunca lo veremos. Ahora mismo el serbio es el único jugador con 75 victorias en los cuatro grandes, normal que muchos le señalen como el tenista más completo de toda la historia.
CONCLUSIÓN
Estos son los cinco puntos para entender el legado que está dejando Novak Djokovic en nuestro deporte, cinco premisas irrefutables a las que agarrarse para todo aquel que quiera defenderle como el mejor de todos los tiempos. Por delante, todavía le queda el reto del oro olímpico, del Grand Slam en una sola temporada o de alcanzar los cien títulos como profesional, desafíos que irán cayendo, si no hay sorpresa, con el paso del tiempo. Olvídense del estilo, del carácter o del premio que cada año entrega la ATP al jugador favorito de los fans. Si nos ceñimos a los números, si nos quedamos únicamente con las estadísticas, el debate sobre el GOAT ha quedado suspendido hasta nueva orden. Las matemáticas no mienten.

Top 5 de la final: La magia defensiva de Djokovic

Tenis
🎾3️ La confesión de Medvedev sobre el futuro de Djokovic, Nadal y Federer, ¿estás de acuerdo?
21/10/2021 A LAS 14:00
Tenis
Medvedev aún no se atreve a jubilar a Djokovic, Nadal o Federer
21/10/2021 A LAS 13:09