EFE

Australian Open 2017, Murray-Rublev: No es lugar para forasteros (6-3, 6-0 y 6-2)

Australian Open 2017, Murray-Rublev: No es lugar para forasteros (6-3, 6-0 y 6-2)

El 18/01/2017 a las 10:54Actualizado El 18/01/2017 a las 16:14

Andy Murray ganó fácil y sin complicaciones el duelo ante Andrey Rublev en tres sets por 6-3, 6-0 y 6-2. La raqueta número uno del mundo no encontró oposición ante joven ruso de 19 años que nada pudo a hacer pero que apunta maneras. El escocés, ya en tercera ronda, se enfrentará al estadounidense Sam Querrey.

Eurosport Player: Hasta 16 pistas en directo

Síguelo en Eurosport

Personajes

Murray. Aunque no haya sido su mejor partido de los últimos tiempos (fruto también de la exigencia requerida) avanza sin hacer demasiado ruido, por algo es el número uno del mundo. Da la impresión de que gana andando… sin despeinarse demasiado (pese a llevar gorra). Hace un tenis tan bueno que, con poco, es suficiente.

Rublev. Demasiado rival para un ‘forastero’ de tan solo 19 años. Tiene madera el ruso, posee ese ángel que te hacer augurar que será uno de los grandes del tenis no dentro de mucho pero hoy, en el duelo de pistoleros, tenía un revolver viejo y usado ante un misil escocés.

Video - Australian Open 2017: Murray-Rublev, vídeo resumen del partido

02:30

Nudo

Andy Murray está en la tercera ronda del Australian Open 2017 tras ganar sin apuros a Andrey Rublev. No es lugar para forasteros y menos si desafías a un duelo a cara descubierta al mejor pistolero de la zona. La mejor raqueta del mundo disparaba sin complejos ante una novata que a veces daba en la diana y otras viajaba donde Armstrong puso su huella.

Los servicios de ambos eran inexpugnables al comienzo. Cada cual los defendía como si del bocata del cole se tratara cuando tu compi de clase te pedía ese ‘trocito’ que tú le dabas marcando con los pulgares el límite.

El peso de la lógica actuó poco después sobre Rublev que terminó cediendo el quinto set con un break de Murray, aprovechando los errores del ruso. Sin embargo, en determinados momentos consiguió arrinconar al número 1 del mundo al fondo de la pista con latigazos que ni la diestra del escocés podría restar. Pese a todo, el set estaba destinado a Murray que lo cerró con 6-3.

La inexperiencia del ruso entró en escena en la segunda manga. Comenzaba con dos break a consecutivos de Murray, que encadenaba cuatro juegos ganados. Hasta 12 errores no forzados cometió Rublev que desconectó del set y se lo entregó en bandeja al número uno que lo ganó 6-0.

El susto llegó en el tercer set para Murray. No por la amenaza de Rublev si no por un mal paso que le dejó el tobillo tocado. Pero este pistolero ni una tormenta de arena le frena ya que solventó su servicio y a continuación le dejó un break con regalo de Roblev mediante.

El mejor tenis de Rublev llegó tarde, pero maravilló al Rod Laver Arena. Eso no impidió que Murray cerrara el partido por con un 6-2 en tres sets para alcanzar la tercera ronda del Australian Open y medirse al estadounidense a Sam Querrey.

0
0