El 10 de Octubre de 2018 la tragedia sacudía al pequeño pueblo mallorquín de Sant Llorenç das Cardassar en forma de riada. El lodo se adueñó de las calles y trece personas perdieron la vida a causa de las fuertes lluvias que afectaron al municipio.
Todo el país se volcó con Sant Llorenç y envió ayuda para recuperarse de la riada, y Rafa Nadal no quiso ser menos. Sin previo aviso, Nadal se desplazó hasta Sant Llorenç para ayudar de primera mano a limpiar las calles y más tarde ayudó al pueblo donando un millón de euros para arreglar los desperfectos provocados por el desastre climatológico.
WTA Finals
Muguruza y Badosa, tras los pasos de Conchita y Sánchez Vicario
HACE 3 HORAS
Tres años después de lo ocurrido, el pueblo mallorquín ha decidido devolverle el favor a Rafa Nadal y le ha nombrado hijo adoptivo del pueblo. El propio Nadal ha posado con el reconocimiento en sus redes sociales y ha agradecido el gesto al ayuntamiento y el pueblo de Sant Lorrenç das Cardassar.
ATP Viena
Alcaraz reaparecerá en Viena y cerrará el año en París y Milán
HACE 8 HORAS
WTA Cluj-Napoca
Emma Raducanu ficha al entrenador español Esteban Carril para instalarse en la élite del tenis
HACE 9 HORAS