Getty Images

Roland-Garros 2019, Barty-Vondrousova: El título regresa a Australia 46 años después (6-1 y 6-3)

Roland-Garros 2019, Barty-Vondrousova: El título regresa a Australia 46 años después (6-1 y 6-3)

El 08/06/2019 a las 15:14Actualizado El 08/06/2019 a las 18:47

Ashleigh Barty se proclamó nueva campeona de Roland-Garros después de derrotar con autoridad a Marketa Vondrousova en la gran final (6-1 y 6-3). La tenista australiana no tuvo oposición y dominó de principio a fin el partido frente a una rival que acusó en demasía los nervios del debutante, algo que controló de mejor manera la ganadora este año en Miami.

Video - Roland-Garros 2019, Barty-Vondrousova: El título regresa a Australia 46 años después (6-1 y 6-3)

02:51

Personajes

Ashleigh Barty. Metida desde el inicio en la final, dominó desde el fondo de la pista para acabar por desesperar a la joven Voncrousova que no mostró ni mucho menos el nivel que le había llevado a la gran final. La australiana cumple el sueño de coronarse como ganadora en Roland-Garros, el primer Grand Slam de su carrera deportiva. Es la primera australiana desde Margaret Court en 1973 en conquistar el título.

Marketa Vondrousova. Había deslumbrado a sus 19 años durante un torneo en el que no sabía hasta la presente edición lo que era pasar de segunda ronda, sin embargo, en la gran final la juventud y la inexperiencia fue una losa demasiado grande de superar para la checa, que a buen seguro se instalará entre las grandes favoritas a todos los títulos en el imprevisible circuito de la WTA.

Nudo

Dos finalistas primerizas saltaban a la pista Philippe Chatrier, en el caso de Vondrousova por primera vez durante el torneo, después de que Thiem consiguiera doblegar a Djokovic en la segunda semifinal masculina. Nadie esperaba la final que se ponía en marcha, sin embargo, eran las dos jugadoras más consistentes durante las dos semanas de duración del torneo.

Ashleigh Barty

Ashleigh BartyGetty Images

Estaba claro que la jugadora que mejor controlara los nervios en la gran cita iba a ser la que consiguiera llevarse el título y la más veterana fue la sólida en ese sentido. Barty dominaba a placer a una Vondrousova que no podía desenvolver el juego vistoso con su gran derecha y el revés cortado que había maravillado a París. La magia la ponía la australiana que demostraba su clase como gran doblista en la red, haciendo inútiles todos los intentos por rehacerse en la primera manga de la jugadora checa (6-1).

Nada cambio en el segundo set, aunque pudimos ver algo más de una Vondrousova que no se encontró nada cómoda durante todo el partido, acabando en lágrimas tras la confirmación de la histórica victoria de Barty. El break de la australiana volvía a llegar a las primeras de cambio y el marcador nunca iba a ser favorable a la más joven de las finalistas.

Barty cerraba el título más grande de su carrera y recibía la copa Suzanne Lenglen 46 años después de la última australiana en hacerlo, Margaret Court, que ganaba su quinto título en el año 1973.

0
0