Quince días de armonía y siete victorias, es todo lo que se necesita para ganar un Grand Slam. Es un período largo, de máxima exigencia, de total concentración, dos semanas repletas de trampas donde perder el título y solamente un instante donde te vistes de campeón. Con Barbora Krejcikova podríamos destacar varios puntos de inflexión donde corrigió su dirección hasta la meta, pero muchos se equivocan al pensar que fue en esa última pelota dudosa de Pavlyuchenkova (que de dudosa no tiene nada) donde de verdad puso sus iniciales en el trofeo. La checa levantó el título este sábado, aunque llevaba ya cinco días vestida de campeona. Concretamente, desde que superara un ataque de pánico que casi la deja en el vestuario a pocos minutos de jugar los octavos de final.

Krejcíková-Pavlyuchenkova: Un sueño hecho realidad

Siete de junio, noveno día de competición en Roland-Garros 2021, jornada donde se completan los partidos de cuarta ronda y quedan definidos los cuartos de final de ambos cuadros. Barbora Krejcikova, en el momento más dulce de su carrera, ha conseguido meterse por segundo año consecutivo entre las 16 mejores tenistas en París, todo un logro teniendo en cuenta que ésta apenas es su quinta participación en un Grand Slam a nivel individual. La checa será la primera en saltar a la Pista Suzanne Lenglen en el duelo que le medirá a Sloane Stephens, subcampeona del torneo hace tres calendarios. Curiosamente, la estadounidense viene de derrotar a Karolina Pliskova y Karolina Muchova, dos mujeres que, más allá de ser checas como ella, tienen bastante más recorrido en estos escenarios que Krejcikova. Tan solo faltan unos minutos para que empiece el encuentro, cuando un cortocircuito en la mente de Barbora deja en el aire todo el trabajo realizado hasta el momento.
WTA Indian Wells
Badosa, en plena forma: "La confianza se da trabajando muy duro"
13/10/2021 A LAS 08:18

El 'top' 5 de Barbora Krejcikova: Disfruta de sus mejores puntos

“Al despertarme esa mañana no me sentía bien, no sé por qué. Me notaba estresada, faltaba media hora para el partido y no quería salir a pista, realmente estaba mal”, explicó la diestra horas después en sala de prensa. “Tuve que encerrarme en la sala del fisioterapeuta y hablar con mi psicólogo, ahí rompí a llorar. Me sentía muy mal y no entendía por qué, pero es lo que pasó. Si era capaz de superar ese momento, lo que viniese después ya sería una victoria, al menos una victoria personal. Salí a la pista y, aunque no lo pareciera, estaba fatal”, amplía de oriunda de Brno sobre su particular infierno previo, una prueba mental a la que nunca se había enfrentado.
Al despertarme esa mañana no me sentía bien, no sé por qué. Me notaba estresada, faltaba media hora para el partido y no quería salir a pista, realmente estaba mal
Miedo, pánico y mucho respeto. Krejcikova, que venía volando y encadenando victorias casi por inercia –había ganado el WTA 250 de Estrasburgo un día antes del comienzo del Grand Slam–, le dio por pararse a pensar en el momento menos indicado. ¿Y si no soy tan buena como parece? ¿Y si mi rival me gana fácilmente? ¿Estoy preparada para asumir una derrota? ¿Perder contra Stephens sería una decepción? ¿Por qué estoy pensando todo esto antes del partido más importante del año? Seguramente varias de estas cuestiones circularían en el interior de su cabeza, una pequeña sala de torturas por la que todos los campeones han pasado alguna vez. Al final, la única solución es salir ahí fuera y encontrar tú mismo las respuestas, Krejcikova no fue una excepción. Victoria sobre Sloane por 6-2 y 6-0 en 67 minutos de partido.

Pasando Bolas: Día grande para Krejcikova, la nueva reina de París

Después de ganar el primer punto las cosas mejoraron, todo se volvió más fácil. Luego le rompí el saque y empecé a enfrentarla como había planeado. En mi interior, creo que lo que más miedo me daba era no ser lo suficientemente buena”, valoró la checa tras lograr su pase a cuartos de final. Desde ese momento, todo lo que viniese por delante sería un regalo, un extra que añadir a su gran viaje en París. Porque uno puede jugar bien al tenis, lucir un estado de forma sublime y ser la más táctica dentro de la pista, que si la cabeza no acompaña ya puedes ir haciendo las maletas. Krejcikova se liberó aquel día, enterró todas sus dudas y protegió su mente de cualquier factor externo. Esto le sirvió para levantar un 3-0 de salida ante Cori Gauff, salvar un match point frente a Maria Sakkari y afrontar su primera final de Grand Slam como si fuera una primera ronda. Para ser campeón, antes hay que creérselo, superar la última barrera, la psicológica. Una vez hecho el molde, el resto es cuestión de tiempo.

Fin de semana redondo para Krejcikova: ¡También ganó el dobles!

WTA Indian Wells
▶️🎾 VÍDEO RESUMEN: Disfruta de la enorme victoria de Paula Badosa ante Krejcikova
13/10/2021 A LAS 07:53
WTA Indian Wells
Paula Badosa tumba a Krejcikova y ya está en cuartos de final
12/10/2021 A LAS 21:49