Después de un resultado tan bueno, ¿no es un poco pronto para volver a los entrenamientos?

No me queda otra. Hemos estado tres meses parados, echando de menos la competición, deseando volver a sentirme tenista. Ahora que las cosas me han ido muy bien, tanto en Estambul como en Roland-Garros, estoy con muchas ganas. Javi [Martí, su entrenador] me dio dos días para estar en casa, que hacía mucho tiempo que no pasaba por allí, para rápidamente volver a Madrid y seguir entrenando.

Roland-Garros
¿Ganaría aquí también Nadal? La Chatrier, como nunca la habías visto
16/01/2021 A LAS 15:22

De nuevo toca cambiar de superficie, volver a pista rápida.

Es complicado, el cambio de tierra batida a cemento es más difícil que de cemento a tierra batida. De repente todo es mucho más rápido y tienes que estar muy atenta. Por suerte en el tenis estamos acostumbrados a adaptarnos continuamente y afrontar nuevas situaciones, jugando con pelotas y pistas diferentes. Es un reto más.

Tras unos días de reflexión, ¿qué valoración haces de tu Roland-Garros?

Ha sido un gran torneo, sabía que estaba jugando muy bien pero no me esperaba llegar tan lejos. Mucha gente me lo decía, que podía llegar lejos en Roland-Garros, pero una nunca se lo acaba de creer. Hasta que no lo cumples, no lo ves. La verdad es que estoy muy contenta, gané muy buenos partidos, aunque me fui con un sabor amargo con el último. Ella jugó muy inteligente y yo no estaba bien ni física, ni tenísticamente. Pero bueno, mirando el resultado global, es todo muy positivo.

Ese partido con Siegemund, no fue tu mejor día.

No me sentí nada cómoda, ella también hizo mucho para que me sintiera así. Tenísticamente no sentí ese feeling que sí tuve los otros días. Físicamente también bajé mucho en expresividad e intensidad. Para ganar un partido de octavos de final en Grand Slam hace falta mucho más.

Siegemund-Badosa: Fin del sueño

Venías de ganar a dos campeonas de Grand Slam, hay gente que no entiende cómo se pierde luego con la número 66 del mundo.

Ahora el nivel medio ha subido muchísimo, todas juegan realmente bien. Si ahora jugara con la número150 del mundo, te aseguro que hace un partido. Está todo muy abierto, ya se ha visto con las jugadoras que han llegado a las rondas finales en este torneo. Siegemund, de todas formas, es una jugadora muy buena, ganó Stuttgart en su momento y tiene victorias contra muchas top 10. Ella contaba con mucha experiencia, aunque quizá yo en ese partido llegué con cierto favoritismo por lo que había hecho en las rondas previas. Todo el mérito de la victoria es suyo.

¿Te vas con la sensación de haber dejado escapar una gran oportunidad?

Sí, creo que sí. Según venía jugando, creo que podría haber llegado un poco más lejos. Pero bueno, pienso que también es lo justo. Obviamente, me hubiera encantado llegar a cuartos de final o semifinales, pero hubiera sido todo demasiado rápido. Octavos está bien, tengo que verlo así. El año que viene ya aspiraremos a más, de momento este es un primer paso muy bueno.

Mentalmente, ¿cómo han sido estos 15 días?

Ha sido duro. El partido de octavos, por ejemplo, ya no lo gestioné con la misma tranquilidad, había muchas emociones y me pasaron factura. Tenía muchas ganas de hacerlo bien, muchas expectativas alrededor, me vi algo ansiosa y alterada. Ese día de espera que hay entre partido y partido, en mi caso me perjudica porque le doy muchas vueltas a las cosas. Antes de ese partido, en mi cabeza ya lo había jugado 50 veces.

Los mejores puntos de Badosa en el mejor Grand Slam de su carrera

Y además, un cambio de entrenador. La sensación es que las cosas con Xavi [Budó] terminaron de la noche a la mañana.

Xavi me aportó mucho esos dos años, yo venía de estar muy mal, no le encontraba el sentido al tenis. Él me ayudó alejándome de todo aquello. Ahora, sin embargo, necesitaba un cambio por otras circunstancias, situaciones que es mejor que queden entre nosotros. Le deseo lo mejor, de verdad, pero necesitaba un cambio y creo que se ha demostrado.

De momento, el cambio te ha sentado bien.

Con Javi tenía muy buena relación desde hace tiempo, siempre lo admiré por su historia, le tengo mucho cariño. Es una persona que me ha intentado ayudar sin nada a cambio, sin ningún interés, eso lo valoro mucho a la hora de tenerle en mi entorno. Además, tenísticamente sabe mucho, sus valores son muy parecidos a los míos, hemos pasados por experiencias similares y nos entendemos a la perfección.

Para Javi es su primera experiencia en los banquillos, ¿qué nota le ponemos?

Tengo pocas cosas malas que decir, de hecho ayer tuvimos una comida y me decía: "Paula, dime alguna cosa que tenga que mejorar". Pero no encontré ninguna, de verdad, estoy muy contenta con él. Si me obligas a decir una, lo más duro es que me está haciendo comer pescado y ensalada cada día, cuando muchas veces lo que necesito es chocolate (risas).

¿Relación a largo plazo?

Es a largo plazo, seguro. Los dos estamos con muchas ganas. Una de las cosas que me gustan de esta alianza es que él no pudo cumplir su sueño debido a las lesiones, así que ahora se le ven las ganas que tiene, eso lo transmite y me motiva mucho.

Paula Badosa y Javier Martí (Fotografía: Fernando Murciego)

Fuente de la imagen: Eurosport

Él de Madrid, tú de Barcelona. ¿Cómo lo vais a hacer?

Estamos estudiando a ver cómo lo hacemos. Al final, entre tanto viaje, por aquí estaremos poco. La pretemporada tenemos pensado hacerla en Marbella y durante el año, en principio, estaremos más tiempo en Madrid y luego alguna semana en Barcelona. Pero bueno, todavía está un poco en el aire.

Justo después de ganar a Ostapenko, te vas al banco, te tapas con la toalla y rompes a llorar. ¿Qué piensas en ese momento?

Me emocioné mucho. Aparte de que no me esperaba para nada llegar tan lejos, pensé en todo lo que me había costado alcanzar este nivel. Hubo momentos en mi carrera que pensé que jamás conseguiría estas cosas. Para lo que yo sueño, quizá unos octavos de final de Grand Slam sea pequeño, pero aún así es importante. Al final rompí a llorar pensando en todo lo que había superado, también eran lágrimas de felicidad por estar recogiendo por fin la recompensa.

Badosa-Ostapenko: Ni una campeona puede detener su sueño

Coincidió con unos días de mucho ruido en redes sociales, asuntos extradeportivos. ¿Te afectó de alguna manera?

Hubo un par de días donde salieron muchas cosas, la verdad es que no fueron fáciles para mí. Desconecté del móvil, me alejé un poco de las redes sociales y ahí Javi me ayudó mucho. Me mantuve concentrada en mis entrenamientos y en un Roland-Garros que estaba a la vuelta de la esquina, esa era mi prioridad. Sea en el ámbito personal o profesional, siempre habrá algo de ruido ahí fuera, así que me tendré que ir acostumbrando. Las redes sociales son muy buenas, pero a veces tienen su parte negativa.

Primeros octavos de final de Grand Slam, ingreso en el top 70, segunda mejor española del ranking… ¿A qué te suena todo esto?

Es emocionante, me motiva mucho para seguir subiendo en el ranking. Desde muy joven he dicho que quería estar entre las mejores, así que ahora estoy con más ganas que nunca de seguir trabajando. Espero que el año que viene esté todavía mucho más arriba.

¿Consideras un éxito tu papel en París?

Sí, sin duda. Después de hacer reflexión durante estos días lo veo como un gran torneo. Los tenistas tenemos esa parte positiva/negativa donde siempre queremos más, se puede ver desde ambos lados. A veces esto es complicado de gestionar.

Escuchándote, parece que en el pasado llegaste a dudar sobre tu futuro como tenista profesional.

Muchas veces, he dudado muchísimas veces, nuca lo tuve del todo claro. Lo único que me hacía seguir luchando es que me encanta este deporte, me encanta jugar, entrenar, quedar con amigos para jugar… Es un deporte que me ha dado mucho. Practico tenis desde que tenía siete años, esa pasión es la que siempre me llevó a levantarme cada mañana y seguir intentándolo.

Badosa en Eurosport: "Desde pequeña quise hacer cosas importantes en Grand Slams"

En 2018, cuando ganaste el BBVA Open Ciudad de Valencia, dijiste que un título así dos años atrás hubiera sido muy peligroso. ¿Este éxito reciente en qué momento llega?

Si te soy sincera, me gustaría que hubiera llegado antes (risas). Aun así, creo que todo llega en su momento, y creo que ha llegado en un buen momento. Ha sido un buen torneo, me ha dado mucha confianza, pero queda ahí. Ahora tengo otro, intento pensarlo así. Roland-Garros 2020 ha sido un torneo que me siempre me dará la motivación para pensar que que tengo el nivel para estar ahí y jugar bien en los Grand Slams.

¿Este resultado te puede cambiar la vida?

No es para tanto. Quizá si hubiera llegado un poco más lejos igual sí (risas). Lo que me cambia es a mí misma, mi nivel de confianza. Lo demás sigue todo igual.

De momento, el apellido Badosa ya es menos desconocido para el gran público.

Puede ser, este mes ha salido mucho mi nombre (risas). Seguramente ahora sea mucho más conocida que hace un tiempo.

¿Qué te queda por jugar en 2020?

De momento, el único torneo que WTA que queda por delante es el de Ostrava (19 de octubre), pero ha cerrado muy duro, así que me tocará jugar la fase previa. Luego, poca cosa más. Quiero hacer una buena pretemporada porque nos tenemos que ir muy pronto a Australia, a mediados de diciembre, así que pensamos ya en llegar de la mejor forma posible al calendario que viene.

Roland-Garros
Tsitsipas se confiesa: "Prohibiría a Nadal jugar Roland-Garros"
11/01/2021 A LAS 16:08
Roland-Garros
El 13º Roland-Garros de Rafa ya está en la Rafa Nadal Academy by Movistar
14/10/2020 A LAS 09:42