Situada en el número 54 del ránking y en su segunda presencia en el cuadro principal de Roland-Garros, el curso pasado Swiatek se convirtió en la tenista con el puesto más bajo en la clasificación mundial en alzar el título en la Era Open, pero no contenta con eso, lo hizo sin ceder ni un solo set durante las dos semanas de idilio con la arcilla francesa. Su estilo variado, con un gran control del golpe liftado, pero sin perder de vista la agresividad y la maestría con los cortados, hacen de la polaca una de las jugadoras más vistosas y divertidas de ver. Sin embargo, si hay que destacar algo de su juego, no es otra cosa que su fortaleza mental, un aspecto que en su equipo se han encargado de trabajar desde que Iga diera sus primeros pasos como profesional.
Porque el camino hacia la élite de Swiatek no se puede entender sin el equipo que le rodea, encabezado por su entrenador Piotr Sierzputowski, que, a sus 29 años, lleva trabajando con su compatriota en Varsovia desde que la reciente nueva top-10 mundial contaba con 14 primaveras. Para él, el paso a convertirse en técnico llegó muy pronto, con el objetivo de ayudar a su hermana empezándose a labrar fuera de las pistas una carrera que daría con un diamante en bruto que ha sabido llevar hasta tal punto de ser nombrado el curso pasado como el mejor entrenador de la WTA.

Iga Swiatek en Roma 2021

Fuente de la imagen: Getty Images

Roland-Garros
Amélie Mauresmo se convierte en la primera mujer que dirige Roland-Garros
09/12/2021 A LAS 12:10
Pero hay una figura fundamental a la hora de canalizar todo lo que está pasando en la corta experiencia de Iga Swiatek, Daria Abramowicz, su psicóloga, que forma parte del equipo que acompaña a la polaca en las citas más importantes del calendario. Sierzputowski llegó a la conclusión que la mejor manera de que la carrera de su pupila pudiera desarrollarse con éxito era contar con especialistas que pudieran llegar a lo que él mismo no podía abarcar debido a su corta experiencia como técnico, y la llegada de Daria hace dos años ha ayudado a desarrollar y mejorar el juego de la ganadora recientemente en Roma.
Swiatek ya venía apuntando maneras, ganando en 2018 el torneo junior de Wimbledon, demostrando que tiene un estilo versátil, adaptable a todas las superficies, pero que brilla en mayor medida en tierra batida. El gran éxito le llegó muy temprano en su carrera, inesperado, casi por sorpresa, llegando a temer que la primera polaca, hombre o mujer, en conquistar un Grand Slam pudiera perderse por el camino. Pero el trabajo mental fue clave para que eso no sucediera. Para que la enorme presión no pudiera con Iga.

Roland-Garros 2021: ¿Cuándo empieza el torneo?

En 2021, venció en Adelaida, en pista dura, firmando otra semana para el recuerdo, cediendo solamente 22 juegos, la tenista que ha conseguido alzar un trofeo con menor número de juegos perdidos en la presente temporada, y deslumbró con una final prácticamente perfecta en Roma endosando un doble 6-0 a la exnúmero uno del mundo, Karolina Pliskova, en apenas 46 minutos de duración.
El ejemplo de Swiatek demuestra que cada vez está más presente en la nueva generación la preocupación por la salud mental del deportista. La cabeza tiene que estar bien amueblada, sobre todo cuando el éxito arrollador llega sin todavía esperarlo, como ha sido el caso del nuevo fenómeno adolescente.
Amante de la música rock y con genes olímpicos por parte de padre, Tomasz Swiatek fue remero en los Juegos de Seúl 1988, vivirá en Roland-Garros la presión de defender un título que en 2020 llegó de improviso. Pero si hay alguien que se ha preparado a conciencia para ello, esa es Iga Swiatek.

Swiatek-Kenin: El título a la quincena perfecta

Roland-Garros
Top 5: Lo más curioso y divertido de Roland-Garros 2021
15/06/2021 A LAS 10:24
Roland-Garros
La tragedia familiar que Tsitsipas sufrió justo antes de la final
14/06/2021 A LAS 08:09