Getty Images

Masters Roma 2019, Basilashvili-Nadal: Doble exhibición en una jornada para el recuerdo (1-6 y 0-6)

Masters Roma 2019, Basilashvili-Nadal: Doble exhibición en una jornada para el recuerdo (1-6 y 0-6)

El 16/05/2019 a las 14:25Actualizado El 16/05/2019 a las 21:06

Rafa Nadal firmó su segunda exhibición consecutiva este jueves en el Masters 1.000 de Roma, llegando a los cuartos de final después de arrollar a Nikoloz Basilashvili en dos mangas (1-6 y 0-6). La lluvia del miércoles obligó al español a jugar dos partidos seguidos pero no fue impedimento para que desarrollara su mejor juego en ambos. Le espera Fernando Verdasco en la próxima ronda.

Personajes

Nikoloz Basilashvili. Sus opciones de hacer algo en el partido duraron exactamente dos juegos. El tiempo que tardó Nadal en asentarse sobre la pista y provocar una innumerable cantidad de errores no forzados que hicieron imposible que el georgiano no se fuera con un abultadísimo resultado en contra en el marcador.

Rafa Nadal. Comenzaba el día dando buena cuenta de Jeremy Chardy (0-6 y 1-6) y mostrando unas sensaciones inmejorables que no hizo sino refrendar ante Nikoloz Basilashvili. Su dominio del espacio, intercambiando alturas hacia la zona del revés del georgiano, no tuvo respuesta y le permitió estar cómodo durante todo el duelo. El balear sigue dando pasos hacia delante y tendrá un nuevo reto ante Verdasco en cuartos.

Nudo

La empresa antes de empezar el jueves era cuando menos complicada para los grandes favoritos en Roma, sin embargo, si hubo un tenista que pudo solventar con matrícula de honor la jornada en el Foro Itálico no fue otro que Rafa Nadal. Su primera víctima era Jeremy Chardy (0-6 y 1-6), en el partido pospuesto por la intensa lluvia que no dejó disputar ningún enfrentamiento el miércoles. En su paso hacia los cuartos de final, era el georgiano Basilashvili el encargado de intentar parar al español, teniendo la ventaja de llegar mucho más descansado a la cita.

Pero la sensación de que el duelo iba a ser complicado, que a priori podía existir dado el hándicap con el que tenía que lidiar el español, duró únicamente dos juegos. En el arranque incluso tenía que lidiar con una bola de rotura en contra que salvaba magistralmente, y ajustaba su precisión para seguir con un nivel estratosférico que ya había sufrido horas antes Chardy en su compromiso de segunda ronda.

Los juegos comenzaban a caer sin oposición del lado del número dos mundial que encontraba un filón en la zona del revés de un Basilashvili que vivía un tormento cada vez que el balear jugaba con las alturas del bote de la bola. Los errores se sucedían y Rafa, que ni siquiera necesitaba una gran cantidad de ganadores, se sentía muy cómodo sobre la pista Centrale del Foro Itálico (1-6).

Si la primera manga fue un paseo militar para Nadal, en la segunda solamente compareció el balear sobre la pista. La estrategia siguió siendo la misma, pero añadió el hecho de que ya no ganaba solamente por culpa de los errores del georgiano, sino que encontraba una nueva cantidad de golpes para seguir firmando una exhibición de las que no se recuerdan (0-6).

24 juegos ganados y solamente dos perdidos fue el balance del manacorí en la jornada del jueves en Roma, dando una sensación imponente de poderío ante Chardy y Basilashvili, dos rivales impotentes que acabaron desquiciados de igual manera. Con más tiempo para el descanso, Nadal se medirá este viernes a un Fernando Verdasco totalmente crecido por un puesto en las semifinales, después de que el madrileño tuviera que sudar para superar a Dominic Thiem y Karen Khachanov.

0
0