Getty Images

Masters Roma 2019, Djokovic-Nadal: El Emperador Rafa pone al Rey Nole a sus pies (0-6 y 6-4 y 1-6)

Masters Roma 2019, Djokovic-Nadal: El Emperador Rafa pone al Rey Nole a sus pies (0-6 y 6-4 y 1-6)

El 19/05/2019 a las 18:38Actualizado El 19/05/2019 a las 20:14

Rafa Nadal derrotó a Novak Djokovic para ganar el Masters 1.000 de Roma (0-6, 6-4 y 1-6). El español jugó a un grandísimo nivel ante un rival que lleva casi un año completo en estado de gracia, pero al que endosó un rosco (el primero en un partido entre español y serbio) en el primer set. El serbio se rehizo y aunque el de Manacor tuvo sus opciones fue con el tercer set cuando se coronó.

PERSONAJES:

Novak Djokovic: Descolocado, sin poder de reacción y sin saber qué hacer ante un coloso en Roma. Quedará para la historia el rosco encajado, el primero de los 54 duelos entre los dos grandes titanes.

Rafa Nadal: Inmenso, imparable y a su mejor nivel del año. Rafa sacó la apisonadora para firmar su noveno entorchado en Roma, ante un rival tan peligroso como directo y candidatarse (por si alguno tenía dudas) de cara a un Roland-Garros que se prevé tan intenso como divertido.

NUDO:

Los aficionados y la organización del Masters 1.000 de Roma se frotaban las manos conscientes que se les venía el Clásico del tenis, no solo por ser el que más número de duelos entre dos tenistas ha tenido si no por las cuentas pendientes entre ambos tenistas. Nadal, seguro que aún le daba vueltas a la derrota en la final del Open de Australia que frenaba el épico torneo de Rafa tras cuatro meses lesionado, mientras que Djokovic quería convertirse en el tenista con más número de Masters superando al propio español.

Video - Open Australia 2019: El impresionante resumen del triunfo de Djokovic ante Nadal

03:03

Las dinámicas no podían ser más distintas con un Nadal lanzado hasta la final, sin haber cedido un solo set y habiendo endosado tres roscos en su camino, mientras que Djokovic había alcanzado la última ronda gracias a ese estado de gracia en el que lleva instalado el último año que le había permitido levantar dos bolas de partido ante Del Potro y llevarse por delante a un gran Schwartzman en las semifinales.

Pero el guion previsto quedó destrozado en el primer set. Pese a que Djokovic arrancó con una dejada perfecta, Rafa lanzó dos winners y respondió con otra dejada perfecta para firmar el primer break del partido. Rafa estaba imparable y sacó su servicio en blanco. Y no solo eso, si no que en el siguiente servicio de Nole convirtió la segunda bola de rotura para firmar un segundo break. El serbio no estaba acostumbrado a estos arranques e intentó cambiar su juego, con bolas más altas, cambios de ritmo, pero enfrente estaba el rey de la tierra en modo apisonadora (0-3).

De nuevo su saque adelante y sin ceder bolas de break a su rival, tuvo la paciencia propia de un jugador convencido de su superioridad para a la quinta bola de rotura volver a romper el saque al serbio por tercera vez en el juego.

El segundo parcial comenzó de forma diferente. Aplausos para Djokovic, sinónimo de que tras 45 minutos de juego conseguía firmar su primer juego del partido. Un Nole intentando sacar su fortaleza mental para ir hacia delante ante un Rafa con prisa por no dar ninguna concesión a su rival al que le tenía contra las cuerdas y respondió con su saque en blanco. 0-40 para hacer sacar la mayor de las rabias de Djokovic que logró cinco puntos seguidos para salvar su saque.

El número uno elevó el nivel y obligó a Rafa a jugar aún mejor, de hecho tuvo su primera bola de break pero el de Manacor respondió rápido de piernas y con una derecha demoledora, esa que ha ido engrasando a lo largo de la temporada y que en Roma funcionó como un cañón (3-3). El séptimo juego, con un Djokovic con toda la presión debido a la necesidad de salvar su servicio a toda costa, comenzó con Rafa lanzando un trallazo a los pies del serbio que no pudo levantar y su volea se quedó en la red. Pero en el siguiente punto, Rafa encontró de nuevo su drive para ponerse 0-30 como precedente al mejor punto del partido.Djokovic mandando con su drive ante un Nadal inmenso, cruce de dejadas y globo de Djokovic para otro globo de Rafa al que Nole, ya cansado, estrelló en la red al intentar ‘smashar’ la bola (4-3).

Nadal sacó adelante su servicio y tuvo bolas de break para poner el 4-5 casi definitivo, pero el serbio, un superclase y que ha vuelto a aquel tenista de 2011 y 2012 que se agarraba a la pista como nadie, las salvó para ponerse a restar para igualar a un set (5-4). El décimo juego comenzó con dos fallos no forzados de Nadal que puso el nudo en la garganta de su box, pero Djokovic correspondió con tres errores impropios, el tercero fallando una dejada que dio paso a un puntapié del serbio contra la bola soltando toda la rabia contenida. Tras la rabia, el aguantar hasta que Rafa fallara para lograr el set y empezar partido nuevo (6-4).

El tercer set comenzó como un ciclón. Pero Rafa no estaba dispuesto a rendirse llegados a este punto. Break para comenzar ante un Djokovic fuera de sí que destrozaba su raqueta a golpes. Confirmación del break con su saque y oportunidad de oro perdida por Nadal que tuvo bola de rotura para ponerse 0-3. Pero ahí el de Belgrado mantuvo la calma y remontó para minimizar el impacto (1-2).

De nuevo Rafa tiró de derechas para ponerse (1-3) y en el quinto juego elevó su nivel para romper su saque a un Djokovic empeñado en hacer dejadas cada dos por tres, para ponerse 1-4 y saque, asomándose así a la victoria. Más reveses cortados para ponerse en el siguiente golpe de derechas hizo que Nadal acabara cerrando su saque (1-5) y terminar a lo grande, rompiendo de nuevo el saque de Nole tras dos horas y medio de lucha.

De este modo Nadal estrena su palmarés en este 2019, revalida título en Roma donde ya suma nueve y llega con un subidón anímico perfecto para encarar Roland-Garros (que podrás seguir entero en Eurosport) cuya ronda previa empiezan desde este lunes.

0
0