EFE

Masters Roma 2019 (semifinal), Tsitsipas-Rafa Nadal: 'Vendetta' y a la final (3-6 y 4-6)

Masters Roma 2019 (semifinal), Tsitsipas-Rafa Nadal: 'Vendetta' y a la final (3-6 y 4-6)

El 18/05/2019 a las 14:01Actualizado El 18/05/2019 a las 17:24

Rafa Nadal se clasificó para la final del Masters de Roma tras vencer a Tsitsipas (-). El manacorí se toma la revancha tras su derrota en Madrid y ya espera rival, que saldrá del Djokovic- Schwartzman. Nadal ganó el primer set con un gran tenis (6-3). Nadal no bajó el ritmo en el segundo set y tras un break puso la directa y fue minando poco a poco la moral del griego para ganar el segundo 6-4.

PERSONAJES

Stefanos Tsitsipas. Al contrario que en Madrid, el griego no llevó el mando del partido en ningún momento. Rafa le sorprendió con un gran inicio y castigó con insistencia su revés. En el segundo set hubo momentos en los que desconectó del partido. Luchó como un campeón y le esperan grandes triunfos a Tsitsipas, pero de momento sigue aprendiendo del mejor en tierra.

Rafa Nadal. Impoluto de principio a fin. No dio opción al griego en ningún momento del partido. No cedió ningún servicio y mostró una rapidez de piernas tremenda, llegó a todas las bolas y nos dejó algunos de los puntos del tornero. El domingo una nueva final y lo mejor, llega a Roland Garros en el momento idóneo de forma.

NUDO

Rafa Nadal y Stefanos Tsitsipas se citaban en las semifinales del Masters de Roma con un encuentro con cuentas pendientes. El griego fue el verdugo de Rafa en Madrid y le privó de poder luchar por el título ante su público. Tsitsipas llegaba en un estado de forma soberbio y confirmando día a día que va para tenista grande. Por otro lado, Nadal daba signos de mejoría con la vista puesta en su torneo, Roland Garros.

El manacorí planteó un partido muy distinto al del Mutua y salió muy agresivo desde el inicio. Muy rápido de piernas, con la concentración que le caracteriza y dejando puntos imposibles desde el primer juego. Rafa tenía la estrategia muy estudiada y centró su juego en castigar el revés de Tsitsipas una y otra vez. El griego respondía con su estiloso revés a una mano, pero dejaba muy libre el pasillo de la derecha y el español lo aprovechó a la perfección.

Nadal tomó el mando del partido y comenzó con un 3-0 arrollador, un break de ventaja que no soltaría la primera manga. Rafa volvió a mostrar una gran versión con el servicio y casi no dio opciones al griego de revertir la ruptura. Solo con el 5-3 y sirviendo Nadal se puso 0-30, pero el número dos del mundo conectó cuatro puntos seguidos para cerrar el set con una gran seguridad lo que nos da pistas de que su preparación va en el buen camino de cara a Roland Garros.

Tsitsipas suele mostrar una gran fortaleza en situaciones adversas, pero en el inicio de la segunda manga se dejó esa virtud en el vestuario y a pesar de comenzar con un gran tenis, una bola que vio fuera y era dentro y otra al contrario lo sacaron del encuentro. El griego cambió el semblante y discutió con el juez de silla, entre todo esto, Rafa rompió el servicio del griego y se puso de nuevo por delante en el marcador (1-3). Nadal no bajaba el ritmo y seguía dejando puntos que van a copar los highlights del torneo mientras el número ocho del mundo remaba a contracorriente para no sucumbir del todo.

Rafa cerró el patido con un 6-4 sin ceder ni un solo servicio en todo el encuentro y de momento ningún set en el torneo. Se volvió a ver a un Rafa impecable y sin dudas. Una nueva final para Nadal que hoy ha pasado el rodillo y ha vuelto a dar una lección de tenis a la ‘NextGen’.