Getty Images

Wimbledon 2018, Muguruza-Broady: La campeona brilla en su debut (6-2 y 7-5)

Wimbledon 2018, Muguruza-Broady: La campeona brilla en su debut (6-2 y 7-5)

El 03/07/2018 a las 13:44Actualizado El 03/07/2018 a las 18:22

Garbiñe Muguruza no pudo comenzar de mejor manera su defensa del título en Wimbledon superando en dos mangas a la tenista local, Naomi Broady (6-2 y 7-5) en un sólido partido. Tras un primer set donde la española fue muy superior, el juego se igualó en el segundo, pero cuando el duelo se encaminaba a su resolución, encontró un break con sufrimiento para cerrar su pase a segunda ronda.

Personajes

Garbiñe Muguruza. No es fácil arrancar un torneo de Grand Slam como la actual campeona, sin embargo, la española manejó la presión a la perfección para llenarse de moral con un buen partido. Muy sólida con el servicio, solamente sufrió en la segunda manga, pero nunca cuando se encontraba en la línea de saque. Garbiñe controló el partido en todo momento y no tuvo sobre saltos.

Garbiñe Muguruza

Garbiñe MuguruzaEurosport

Naomi Broady. Mejor en la segunda manga que en la primera, tuvo que verse debajo en el marcador para meterse en el partido y ofrecer algo de resistencia a la española. Aun así no se dejó llevar y mantuvo sus opciones de poder forzar el desempate, pero los nervios le jugaron una mala pasada para finalmente ceder un break en blanco.

Nudo

La defensora del título volvía a la pista central del All England Tennis Club para abrir, como manda la tradición, la segunda jornada de competición en el tercer Grand Slam de la temporada. Para Garbiñe Muguruza era momento de rememorar laureles pasados, buscando las sensaciones que le llevaron a la final en 2015 y a levantar el trofeo en 2017, y en su primer partido el objetivo era claro, dominar desde el primer momento.

La tenista española buscó su potente revés y su derecha profunda para mantener lejos de toda opción a Broady, que únicamente podía defenderse de los ataques de la número tres del mundo, que con un estilo sin fisuras, ponía rápidamente tierra de por medio con un tempranero break, que le dio confianza para seguir presionando con autoridad tanto al servicio como al resto. La británica no aprovechaba su oportunidad de rotura, y poco a poco iba entregando la toalla ante el apabullante inicio de Muguruza, que en media hora ya se había adjudicado el primer set del partido (6-2).

El segundo set fue otra historia muy diferente, pero únicamente cuando Braody encaraba el turno de servicio, ya que Muguruza no dejó en ningún momento que la tenista británica tuviera opción alguna al resto. El juego se igualaba y el revés de la jugadora local entraba en escena poniendo en más de un apuro a Garbiñe, que nuevamente tenía en las voleas su talón de Aquiles, aunque finalmente consiguió templar los nervios en momentos puntuales, para no permitir que le afectaran en un partido muy sólido por su parte.

Finalmente, las oportunidades de rotura fueron llegan, y se materializaron conforme más cerca se encontraban las dos tenistas de la resolución del partido (7-5). Muguruza comienza con buen pie su andadura en Wimbledon y jugará en segunda ronda ante la belga Alison Van Uytvanck.

0
0