ASÍ TE HEMOS CONTADO LA VICTORIA DE ASHLEIGH BARTY EN LA FINAL DE WIMBLEDON

Llegaba con la vitola de gran favorita a la final y la número uno del mundo no defraudó con su juego. Barty, con el público en el bolsillo, dada la vistosidad de su estilo en hierba, tuvo un bajón que le costó la segunda manga, viviendo Pliskova sus mejores momentos en el duelo, pero no fue suficiente para doblegar a una tenista muy concentrada, que tenía entre ceja y ceja el título.
El arranque de Barty dejaba claro que quería cortar la racha negativa de sus compatriotas en el torneo con más historia del calendario y rápidamente se puso con dos breaks a su favor. Pliskova ni mucho menos encontraba su sitio en la Centre Court, y esa tardanza por entrar le acabó costando la primera manga. La reacción llegó, pero la desventaja era demasiado grande para que el set no fuera para la australiana. El vaivén de breaks no le desmoralizó y a pesar de no cerrar con su primera oportunidad al servicio, no dudó en la segunda ocasión (6-3).
WTA Indian Wells
⬆️🎾 Subidón de Paula Badosa: ya es número 13 del mundo y tiene casi atadas las WTA Finals
AYER A LAS 08:03
Otra tenista muy diferente fue la que apareció en la Centre Court, ante la que Barty ya no ejercía un dominio tan absoluto. Le costó entrar a Pliskova, pero poco a poco fue aumentando el porcentaje y la efectividad con su servicio, golpe fundamental para ella, aunque fuera nuevamente ella, la que perdería su saque por primera vez en el segundo set.

Karolina Pliskova

Fuente de la imagen: Getty Images

Pero el devenir del duelo era muy diferente a la primera manga y Pliskova no se dejó llevar por los acontecimientos. Recuperó el servicio perdido y ofreció batalla hasta el final del set, forzando la tercera manga cuando lo tenía todo prácticamente perdido. Barty servía para cerrar la final, pero le tembló el pulso. El bajón le duró el tie-break, donde el servicio de la checa fue decisivo para alargar el duelo (6-7(4)).
Parecía que iba a llegar el momento de Pliskova en el partido, una vez igualado el marcador, pero nada más lejos de la realidad. Era Ashleigh Barty la que resurgía de sus cenizas tras un complicado desempate en el que vio como se escapaba de sus dedos el Venus Rosewater Dish. Un break inicial allanó el camino y ya no iba a ceder el mando, a pesar de que las sensaciones de Pliskova volvían a mejorar por momentos. El segundo Grand Slam de la número uno del mundo ya es una realidad, el primero en Londres donde Australia vuelve a tener una campeona en Wimbledon 41 años después.
WTA Indian Wells
Paula Badosa ya es número 13 del mundo y tiene casi atadas las WTA Finals
AYER A LAS 07:56
WTA Indian Wells
🎾✔️ Garbiñe, Badosa y el resto de españolas ya conocen sus primeras rivales en Indian Wells
05/10/2021 A LAS 07:23