Getty Images

Wimbledon 2018 (Final), Anderson-Djokovic: La vuelta del hijo pródigo (2-6, 2-6 y 6-7 -3-)

Wimbledon 2018 (Final), Anderson-Djokovic: La vuelta del hijo pródigo (2-6, 2-6 y 6-7 -3-)

El 15/07/2018 a las 13:48Actualizado El 15/07/2018 a las 17:53

Novak Djokovic conquistó su cuarto título en Wimbledon tras superar con claridad a Kevin Anderson en una final donde solamente tuvo algo de resistencia en la tercera manga (2-6, 2-6 y 6-7(3)). El serbio comenzó como un ciclón y se aprovechó del cansancio del sudafricano que con todo perdido despertó de su letargo. Es el primer Grand Slam que no ganan Federer o Nadal desde el US Open 2016.

Personajes

Kevin Anderson. Falto de fuerzas desde el inicio de partido, no pudo hacer nada para evitar verse dos sets abajo rápidamente ante la fortaleza mental del serbio. Despertó en la tercera manga, sin embargo, no fue suficiente para evitar caer en su segunda presencia en una final de Grand Slam. En las dos, el sudafricano acabó cediendo.

Novak Djokovic. La épica victoria ante Nadal en semifinales le dio alas para superar a Anderson en la final. Con un juego constante y sin fallos manejó a la perfección las escasas fuerzas de su rival, que solamente en el tercer set le puso algo de resistencia. Cuarto título en Wimbledon para ‘Nole’ y la confirmación de que ha vuelto a la cima para quedarse y pelear con Rafa y Roger.

Novak Djokovic / Wimbledon 2018

Novak Djokovic / Wimbledon 2018Getty Images

Nudo

Novak Djokovic volvía a la gran final de Wimbledon con hambre de victoria ante un tenista que llegaba tras disputar la semifinal más larga de la historia del torneo, Kevin Anderson. Pero el serbio tampoco podía decir que estuviera descansado después de una batalla épica ante Rafa Nadal, que se alargó durante dos jornadas. Sin embargo, el hecho de poder conquistar su cuarto título en el All England Club le dio la fuerza necesaria para arrancar como un auténtico avión el partido.

Kevin Anderson

Kevin Anderson Getty Images

Una rotura nada más comenzar, le hacía ver a Anderson, que iba a sufrir muchísimo durante todo el duelo. ‘Nole’ dominaba desde el fondo de pista, provocando el fallo de su rival, visiblemente cansado tras la batalla ante Isner en semifinales. Le costaba entrar en la táctica propuesta por el serbio que sin necesitar un gran número de puntos ganadores, sin fisuras con su derecha y su revés, conseguía otro break para adjudicarse el primer set de la final (2-6).

Anderson seguía mostrando sus debilidades físicas en el inicio de la segunda manga y Djokovic no desaprovechó la oportunidad de seguir haciendo daño tanto al resto, como con un servicio impenetrable e ilegible para el sudafricano, siempre a remolque de lo propuesto por ‘Nole’. Llegaba otra vez un break en el primer juego del set y el ritmo de crucero hacía el resto.

Novak Djokovic / Wimbledon 2018

Novak Djokovic / Wimbledon 2018Getty Images

La final tenía poca historia. Novak Djokovic se acercaba a un título con un auténtico paseo, sin mostrar señal alguna de cansancio, todo lo contrario de Anderson, que cedía por segunda vez su servicio en la segunda manga, y sin contar con ninguna oportunidad de rotura para poner algo de mordiente a la final. Los golpes cortados eran un tormento para el sudafricano, que se encontraba ante un auténtico Tourmalet de cara a conseguir remontar (2-6).

Pero en el momento de tener que cerrar una final, incluso a un crecido Djokovic se le puede hacer cuesta arriba el partido. Anderson se aprovechó de los errores del serbio y poco a poco fue metiéndose en el estilo propuesto por 'Nole', que por primera vez tenía a un rival en frente que ejercía presión desde el otro lado de la pista.

El partido se encaminó sin remedio al tiebreak después de que Djokovic salvara la situación con opciones de irse al cuarto set por parte del sudafricano. No pudo concretarlas, y en el desempate acabó de claudicar ante el serbio que cerró su cuarto título en Wimbledon, el 13º de Grand Slam de su carrera.

0
0