Eurosport

Wimbledon 2019, Djokovic-Federer: Un regalo para el tenis (7-6 (5), 1-6, 7-6 (4), 6-4 y 13-12 -3-)

Wimbledon 2019, Djokovic-Federer: Un regalo para el tenis (7-6 (5), 1-6, 7-6 (4), 6-4 y 13-12 -3-)

El 14/07/2019 a las 14:07Actualizado El 14/07/2019 a las 21:03

Novak Djokovic se impuso a Roger Federer (7-6 (5), 1-6, 7-6 (4), 4-6 y 13-12 -3-) en una histórica final de Wimbledon y agranda su leyenda sumando su quinto título en Londres y el Grand Slam 16 de su carrera. El serbio tiró de épica salvando dos bolas de partido y gestionó mejor los momentos clave para situarse a 2 Grand Slam de Nadal y a 4 de Federer.

PERSONAJES

Novak Djokovic: Agiganta su leyenda conquistando un nuevo Wimbledon y acercándose a Rafa Nadal y Roger Federer como tenistas más laureados. El serbio gestionó mejor los momentos delicados de la final y prueba de ello es que venció en los tres sets que requirieron del tie break y salvó dos bolas de partido.

Roger Federer: Ofreció un nivel excelso de tenis para finalmente quedarse a las puertas de su Grand Slam 21. El suizo tuvo todo a favor para volver a reinar en Wimbledon y desperdició dos pelotas de campeonato en el quinto set. A sus casi 38 años, sigue maravillando. ¡No te vayas nunca!

NUDO

La central de Wimbledon coronó nuevamente a Novak Djokovic en una de las finales más legendarias de la historia del tenis. Por no faltar, no faltó ni el recientemente inaugurado tie break tras el 12-12 del quinto set en un partido en el que Federer desplegó toda su magia y el campeón serbio volvió a hacer gala de una heroica resistencia.

El primer set fue reflejo de lo anteriormente dicho. Únicamente Djokovic salvó una bola de rotura en el camino a un merecido tie break. El partido ya tenía todo: puntos heroicos, defensas colosales de Djokovic y todo el repertorio de Federer.

Pese a que el suizo comenzó con mayor acierto el desempate, sería el serbio el que penalizaría un pequeño bajón de su rival, que con varios fallos entregó la primera manga. Djokovic, que únicamente cometió seis errores no forzados hasta el momento, sacaba su mejor versión cuanto más delicado era el momento.

Lejos de pagar el esfuerzo mental, Federer obtuvo dos breaks de salida en la segunda manga y puso la igualada con un contundente 6-1 ante una versión desconocida de su oponente. El tercer parcial se antojaba clave en el devenir de la final.

Roger Federer

Roger FedererGetty Images

Djokovic volvió a engancharse al encuentro y caminaba sin sobresaltos hasta que tuvo que sacar lo mejor de su servicio para salvar una bola de set con 5-4 en contra. Si no sentencias al serbio, estás muerto. Llegados a otro tie break, el número 1 mundial no perdonó y volvio a tomar ventaja. En cuestión de detalles y de gestionar momentos clave, no había color entre un jugador y otro pese a que Federer mantenía en todo momento un gran nivel de tenis.

Pero en un calco de lo ocurrido tras la primera manga, el de Basilea reaccionó y se apuntó dos breaks consecutivos para enviar el partido al quinto y definitivo parcial. La final era una oda al tenis con todo lo mejor por llegar.

Djokovic dispuso de tres pelotas de rotura en el cuarto juego del quinto set, las dos primeras con segundo saque de Federer. Sería en el siguiente servicio del suizo cuando el número uno mundial, en su quinta oportunidad de break, daría un zarpazo que parecía definitivo (4-2).

La respuesta no tardó en llegar con un contrabreak inmediato. En ausencia del tie break llegado el 6-6 y superadas las cuatro horas de batalla, la posibilidad de llegar al 12 iguales era cada vez más real.

Novak Djokovic lors de la finale de Wimbledon 2019.

Novak Djokovic lors de la finale de Wimbledon 2019.Getty Images

Emergió la leyenda de Federer en Wimbledon para romper el servicio de Djokovic y rozar el 21. Inexplicablemente, desperdició dos bolas de torneo con su saque y revivió la contienda. El anunciado 12-12 se produjo y la final pasó también a la historia por ser el primer partido individual de Wimbledon que estrenaba este desempate.

Aún tuvo tiempo Djokovic antes de ganar un nuevo tie break de salvar dos bolas de rotura. Y es que, en cuestión de detalles y momentos calientes, el serbio hoy por hoy se mueve mejor que nadie.

Su quinto Wimbledon y su decimosexto Grand Slam ya son una realidad. El de Belgrado acecha a Roger y Rafa. ¡Qué tres jugadores! El tenis sólo puede dar las gracias por tanto.

0
0