ASÍ TE HEMOS CONTADO LA FINAL
No puede existir más igualdad en cuanto a número de ‘majors’ ganados después de que Novak Djokovic volviera a convertirse en el hombre más fuerte en el All England Lawn Tennis Club británico, levantando su tercer Grand Slam del año, el vigésimo de su carrera, el sexto sobre el césped y dejando todavía abierta la posibilidad de sumar el Golden Slam, si tenemos también en cuenta los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Poca broma.
Sin embargo, uno no puede dar todo el trabajo por hecho en ningún momento y menos en una final en Wimbledon, como quedó demostrado este domingo, con un Matteo Berrettini que vendió cara su derrota, a pesar de un ostentoso vendaje en su pierna izquierda. Djokovic comenzó algo nervioso, pero rápidamente tomó la iniciativa para ponerse con 5-2 en el marcador y todo a su favor para cerrar la manga.
Tenis
Rafa Nadal: “Novak es el tenista perfecto, no tiene debilidades”
16/10/2021 A LAS 19:29
Fue el momento del mejor Berrettini, consistente con servicio y batallador desde el fondo de pista, y del peor Djokovic, que se vio obligado a jugar un desempate que no había pasado ni por sus más remotos pensamientos, lo que le llevó a cometer más errores de los previstos. El italiano no desaprovechó la ocasión y hizo valer con su mejor arma, el saque, que ni mucho menos estaba en la final para ponérselo fácil al número uno del mundo (6-7(4)).
Djokovic reaccionó y encadenó dos breaks de manera consecutiva en el segundo set. Incluso se llegó a vislumbrar con la posibilidad de un rosco que pusiera mayor orden en la Centre Court. Sin embargo, nuevamente le tembló el pulso a ‘Nole’ con 5-2 a su favor en el marcador, recibiendo una rotura que le iba a volver a poner emoción al set. Pero el serbio no estaba por la labor de ceder más con su servicio, acabando con la rebelión tras un juego en blanco (6-4).
No tardó mucho en sumar un nuevo break, que iba a ser decisivo en el tercer set. Berrettini aguantaba, pero sufría por momentos, no aprovechaba las oportunidades y se veía por detrás en el marcador. Una losa que no supo llevar y que le llevó a verse tras más de tres horas de partido, por detrás frente al número uno del mundo, aunque ni siquiera eso le hizo tirar la toalla en ningún momento (6-4).
Porque el cuarto set fue el más bonito y disputado de toda la final, con un Djokovic desatado frente a un Berrettini que hacía acopio de fuerzas y valentía, para agrado de los aficionados que abarrotaban las gradas de la Centre Court. Costó, pero el serbio golpeó primero con un break que finalmente iba a ser el definitivo para ‘Nole’ (4-3). Los nervios le pudieron jugar una mala pasada, pero al serbio parece no afectarle cuando tiene un título entre ceja y ceja. Es el sexto Wimbledon, el vigésimo Grand Slam, el que iguala a Rafa Nadal y a Roger Federer.
Tenis
El 2021, un año aciago para el 'Big 3' en los Masters 1000
07/10/2021 A LAS 07:51
Tenis
¿Qué pasa con Novak Djokovic?
30/09/2021 A LAS 14:34