Eurosport

Feliciano López, el estilista de los 66 Grand Slams

Feliciano López, el estilista de los 66 Grand Slams

El 20/07/2018 a las 17:36Actualizado El 14/09/2018 a las 17:36

Feliciano se ha convertido en el jugador con más torneos de Grand Slam disputados de forma consecutiva. Desde Roland Garros 2002 a este Wimbledon 2018 suma la friolera de 66.

Feliciano López lo tiene todo. Un físico imponente, un saque decisivo, un buen juego en la red y uno de los reveses cortados más efectivos del circuito ATP. Un golpe que ha ido puliendo con el paso de los años y que representa un tenis de otro tiempo. De otra era. Un revés bajo y cargado de efecto que permite aproximaciones a la red y que Feliciano también utiliza como golpe defensivo en muchas ocasiones. Su estilo y su condición de zurdo le asemeja al estilo tenístico de jugadores como Goran Ivanišević o John McEnroe. Si extrapolamos esta comparativa a los tenistas diestros podríamos hablar de Pete Sampras o Patrick Rafter, un jugador este último por el que él mismo ha declarado predilección y admiración.

Al contrario que el resto de jugadores españoles, Feliciano López prefiere las pistas rápidas a la tierra batida. Y contra la propia idiosincrasia del jugador español, la hierba es sin duda su espacio natural. Allí donde su juego fluye con más naturalidad. Allí donde el tenis es elegante y mucho más técnico que físico. Salvando las distancias, el jugador toledano tiende por una condición natural a la plasticidad en su tenis al igual que le ocurre a Roger Federer. Y todo ello sin ser un jugador de saque y volea al uso. Sin ser un sacador nato de los que superan la veintena de saques directos por partido.

A sus 36 años, Feliciano López no ha tenido lesiones demasiado importantes. Quizá debido a su estilo de juego o quizá a una condición natural innata que le ha permitido evitar parones importantes a lo largo de su carrera. 17 años contemplan a este jugador en la élite del circuito ATP y 66 Grand Slams disputados de manera consecutiva, uno más que el mismísimo Roger Federer y una cifra que le convierte en el jugador en activo con más torneos del Grand Slam disputados de forma consecutiva.

Feliciano López

Feliciano LópezEurosport

Hablamos de un récord a la altura de unos pocos elegidos que demuestra que estamos frente a un tenista diferente. Un elegido que sin embargo nunca fue capaz de superar los cuartos de final de un Grand Slam. Una ronda que solo alcanzó en cuatro ocasiones. ¿A qué se debe este 'insuficiente' bagaje en Grand Slams? ¿Cuál es el talón de Aquiles de este magnífico jugador? ¿Qué ha impedido a un tenista tan dotado coronar su carrera con una actuación sobresaliente en uno de los Grandes?

Feliciano López no es un gran bregador. Ni un pelotero incansable. Ni siquiera un tenista especialmente fuerte en el aspecto mental del juego. 'Debilidades' que quizá le pasaron factura en algunas grandes citas. Una situación que puede que le alejara de plazas a las que podía haber estado destinado por clase y condiciones. Aunque, ojalá, el gran día del jugador toledano aún esté por llegar. Un deseo avalado por una realidad aplastante. Feliciano López es un estilista del deporte de la raqueta. Un jugador que nada contracorriente. Una rara avis en un juego en el que la estética cobra mucho valor frente a los nuevos tiempos. Los de la fuerza y la velocidad.

Una última afirmación que comparte Pepo Clavet, entrenador del jugador toledano, que explica a Eurosport los mecanismos de ese revés tan característico de su pupilo: “Él siempre lo ha buscado y en los tiempos que corren, donde el tenis es todo fuerza y potencia, es un golpe que sorprende y al que los rivales no están muy acostumbrados. La verdad es que no solo le pega cortado, a veces lo hace medio plano”, explica, para añadir que "me recuerda mucho al de Manolo Orantes, a él le corría muchísimo la bola, Feli creo que le imprime mucha más variedad”. Respecto a su servicio, Clavet es muy claro: "Yo no diría que Feliciano es un sacador nato, o por lo menos no como Isner, Karlovic u otros grandes sacadores del circuito. Es una cuestión de centímetros. Feli usa muy bien la colocación y la variedad en el saque, además, su condición de zurdo le da un plus”, sentencia.