Rafael Nadal nos acostumbra a convertir lo imposible en realidad. A que lo improbable sea lo más probable. A que cuando pensamos que ya no lo puede repetir, él va y lo vuelve a hacer. Así lleva toda la vida y así seguirá siendo hasta que se retire. Gane o no lo haga, lo que nunca va a perder es el derecho a que siempre creamos en él. Y en Wimbledon no va a ser menos.

1. Su temporada

Wimbledon
Wimbledon 2022: Rafa Nadal-Taylor Frtiz, horario y dónde ver
HACE 5 HORAS
Llegó a Australia tras seis largos meses de lesión, menos favorito que nunca por ranking y sensaciones, y sin saber cómo, lo ganó y se convirtió en el tenista con más Grand Slams de la historia. Luego tocó París. Un mes después de irse de Roma casi sin poder andar y dejando la retirada sobre la mesa. Y lo volvió a hacer. El 14º Roland-Garros y el 22º Grand Slam. Su temporada es la de vivir sobre el alambre pero instalado en la victoria. Y sumar esa dinámica a la ya de por sí inquebrantable mentalidad de Rafa puede hacerle evolucionar a alguien invencible.

Nadal-Ruud: 14 veces Rey, 22 grandes para hacer historia (6-3, 6-3 y 6-0)

2. Su fortaleza

Decía su médico de confianza, Ángel Ruiz-Cotorro, que “lo que hace sería un milagro para cualquier otra persona”. Rafa lleva conviviendo con las lesiones desde 2005 y en todo este tiempo no sólo se ha sobrepuesto en todo momento y a cualquier adversidad, sino que no ha dejado de ganar. Y no hablo sólo de títulos. Porque entre 2015 y 2016, por algo todavía más crítico, sufrió una “lesión mental" como el mismo definió, a la que también venció para volver a subir a la cima cuando muchos ya le habían enterrado. Nadal siempre se rehace. Nadal siempre vuelve.

Nadal, en exclusiva a Eurosport: "Me pinchaba en el nervio para que el pie estuviera dormido"

3. Su tratamiento

Desde que levantó la 14ª Copa de los Mosqueteros en la tierra de la Chatrier, Nadal no ha ocultado la intención de no arriesgar en ningún momento su cuerpo: “La vida es más importante que otro título. Si funciona (el tratamiento) seguiré jugando, si no, me tendré que replantear si merece la pena”, aseguró el balear, quien unas semanas después confirmó sus buenas sensaciones antes de viajar a Londres, de cara a terminar su preparación para el tercer Grand Slam de la temporada. En definitiva, si Nadal está aquí es porque está preparado y listo.

Corretja, sobre la recuperación de Nadal para Wimbledon: "Solo Rafa puede hacer algo así"

4. Su planificación

Rafa ha seguido una hoja de ruta muy marcada. Una idea inamovible en su cabeza. Comenzó con entrenamientos en la hierba de Mallorca, los continuó en la de Londres y termina ahora su puesta a punto volviendo a la competición, como ya ha hecho otros años, con partidos de exhibición. Este miércoles ha vuelto a jugar en esta superficie más de 1.000 días después, cuando cayó ante Roger Federer en las semifinales de Wimbledon 2019, y lo cierto es que lo ha hecho de la mejor manera posible: Con una ilusionante y prometedora victoria por 6-2 y 6-3 ante Stan Wawrinka en Hurlingham y sin aparentes problemas físicos.

El último entrenamiento de Nadal antes de confirmar que juega Wimbledon

5. Su torneo favorito

Wimbledon ha sido siempre el torneo favorito de Nadal, algo que nunca ha escondido. Pese su absoluto idilio con Roland-Garros, el niño de Manacor soñaba con ganar algún día en la central del All England Club. Y lo hizo realidad, en 2008 y ante Roger Federer, en el que para muchos es el mejor partido de la historia del tenis. Para Rafa fue “el partido más emocionante de mi vida”. Luego repitió título en 2010 y este martes, 12 años después, comenzará el camino del tercero y de su Grand Slam número 23. Porque Nadal con sólo coger la raqueta ya es favorito. Motivos hay para creer, como siempre.

Rafa Nadal revela que su intención es jugar Wimbledon y confirma su futura paternidad

Wimbledon
Nadal no quiere hablar del título: "Respeto mucho el día a día"
HACE 15 HORAS
Wimbledon
Badosa responde a sus críticos con contundencia: "No soy Rafa Nadal ni lo voy a ser"
HACE 15 HORAS