Eurosport

Indian Wells 2019, Muguruza-Andreescu: La peor cara de Garbiñe (0-6 y 1-6)

Indian Wells 2019, Muguruza-Andreescu: La peor cara de Garbiñe (0-6 y 1-6)

El 13/03/2019 a las 18:23Actualizado El 13/03/2019 a las 22:15

Garbiñe Muguruza ofreció la peor de sus caras y no pudo hacer nada para evitar caer derrotada ante la jovencísima canadiense Bianca Andreescu, que barrió de la pista a la española para meterse en las semifinales de Indian Wells (0-6 y 1-6). La caraqueña estuvo a años luz del nivel mostrado en días anteriores y se mostró a merced de lo propuesto por su rival que se dio un auténtico festín.

Personajes

Garbiñe Muguruza. Totalmente desconocida. La española fue la sombra de la tenista que estaba mostrando sensaciones de mejora en Indian Wells y volvió a las andadas demostrando una preocupante irregularidad. Sin opciones en ninguno de los aspectos del juego, firmó una actuación para olvidar cuanto antes de cara a recuperar la moral. Sam Sumyk tendrá trabajo si quiere que su pupila muestre su mejor versión tanto física, pero sobre todo, metalmente.

Bianca Andreescu. Invitada por la organización, la canadiense ha demostrado que es una estrella en ciernes. Su partido rozó la perfección, y estuvo muy cerca de dejar en blanco a Muguruza, que solamente pudo ganar un juego. La canadiense de 18 años tiene madera para llegar lejos.

Nudo

Poco se puede decir de un partido donde solamente Bianca Andreescu propuso algo desde su lado de la pista. Garbiñe Muguruza, que venía con la moral reforzada tras batir en la cuarta ronda a Kiki Bertens, se vino abajo en los primeros compases del partido, y no pudo hacer frente a la potencia de los golpes con los que la canadiense campaba a sus anchas.

El primer break fue una losa demasiado grande de levantar para Muguruza, que vio cómo su rival encadenaba hasta nueve juegos ganados de manera consecutiva, lo que obligaba a Sam Sumyk a bajar en varias ocasiones para hablar con una Garbiñe que no daba en ningún momento con la tecla. Todo pequeño intento de cambiar algo era respondido con más contundencia si cabe por una tenista que estaba tocada por la varita de los dioses.

Después de un primer set inmaculado, lo único que quedaba por dirimir era si Muguruza sería capaz de ganar un juego, después de desperdiciar un 40-0 a favor, encajando cinco puntos de la canadiense. El marcador de la española finalmente se movió, evitando el resultado más abultado posible en una pista de tenis, sin embargo, tendrá que borrón y cuenta nueva la caraqueña, que se marcha por la puerta de atrás de un torneo en el que parecía estar empezando a ver la luz al final del túnel.

0
0