Después de haber visto tantas veces esta película, de verdad pensé que la derrota de Emma Raducanu en primera ronda de Indian Wells no destaparía la ignorancia de la gente. Pero así es el ser humano: cuando esperas algo, te falla; cuando lo das por perdido, te sorprende. En esta ocasión, el aficionado volvió a reflejar esa tendencia resultadista que no nos permite perdonar al que fracasa, aunque hace un cuarto de hora estuviera levantando un Grand Slam. La falta de memoria se junta aquí con el poco conocimiento del circuito profesional femenino, donde la número 100 del mundo tiene virtudes de sobra para ganar a cualquiera. Si además la rival tiene 18 años y no suma ni cinco torneos oficiales, pues hombre, la palabra sorpresa mejor reservarla para otra ocasión.

De ganar el US Open a ser 'chica Bond': Emma Raducanu deslumbra en el estreno

¿Cuál fue el error de Raducanu? Perder un partido, ese fue su gran error. Ese mismo día también perdieron Martic, Keys, Stephens, Teichmann y Rybakina, pero a ellas no les pasaron la cuenta. Pero a la campeona más joven de Grand Slam en los últimos quince años, a esa sí se la pasaron, precisamente la que más colchón tenía. La británica no pudo con Aliaksandra Sasnovich, ni siquiera pudo con ella en el segundo parcial, el cual fue dominando por 4-2, pero ni con esas. La victoria de la bielorrusa (6-2, 6-4) apagaba todo el fuego encendido en Nueva York, enterrando las diez victorias consecutivas sin entregar un set y devolviéndola a la realidad, la que te obliga a sacar nota cada semana. Quizá nadie la había preparado para ganar pero, escuchando su discurso post-partido, lo que sí estaba era preparada para perder.
WTA Indian Wells
Blog Murciego: El efecto Badosa
HACE 9 HORAS
“A día de hoy, todavía sigo siendo nueva en el circuito”, indicó tras hacer las maletas en el debut. “Creo que la experiencia vendrá tras jugar cada semana e ir experimentando diferentes situaciones. En parte estoy contenta porque sé que lo que ha pasado hoy me servirá para aprender, lo tomaré como una lección”, reflejó a sus 18 años, aceptando la dificultad de un circuito que en Flushing Meadows no mostró su verdadero rostro. Allí nadie le tosió, pero en California el riesgo de caer a las primeras de cambio era máximo. De hecho, era uno de esos tropiezos obligatorios, estrictamente necesario para crecer, para poner de nuevo los pies en el suelo. Por suerte, sí que hay algo que se mantiene respecto al US Open conquistado hace unas semanas: su nivel de madurez.
“Creo que me llevará un tiempo adaptarme a todo lo que está pasando, todavía soy demasiado nueva. Cada experiencia que me ocurra en estos primeros meses será buena en el futuro, hay veces en los que no termino de creerme que de verdad esté aquí. Venga lo que venga estaré agradecida, son lecciones que debo aprender, aunque es fácil dejarse atrapar por un resultado y decepcionarse. Al fin y al cabo, solo tengo 18 años, necesito darme un respiro”, apuntó una Raducanu consciente de lo poco que significa un día malo en la oficina, sobre todo si se acaba convirtiendo en una enseñanza en el futuro. Mejor que sea ella la misma la que afloje la soga, porque desde fuera no le van a pasar ni una.

¡Mucha clase junta! Raducanu entrenó con Kate Middelton

Por ejemplo, ¿qué le pasó a Carlos Alcaraz en Indian Wells? El hombre que pisó los cuartos de final en la Gran Manzana tampoco pudo pasar del debut esta semana y, aunque enfrente había un ex Nº1 del mundo, todos pudimos sentir en pantalla los nervios de un chaval de 18 años que se enfrenta a múltiples vivencias desconocidas. Al igual que Raducanu, todo parece cuestión de tiempo, eso mismo piensa la gran Martina Navratilova sobre el proceso tenístico. “La vida de Emma ha cambiado mucho en poco tiempo, todavía no sabe muy bien cómo manejar esta nueva situación. Nadie ha estado es esa posición antes que ella, así que de algún modo está abriendo camino. Ahora mismo lo más importante es saber cómo gestionar todo fuera de la cancha. Son demasiadas cosas las que le están sucediendo, lo único que necesita son partidos”, certifica la checa.

Raducanu en estado puro: El derechazo paralelo que vale un set

Ahora bien, después de defender a Raducanu en el terreno deportivo (oigan, como si no gana un partido más esta temporada), lo que no comparto son sus decisiones fuera de pista. ¿Por qué no continuó con el entrenador que la ha llevado a la gloria? Es una buena pregunta, aunque os propongo otra opción: ¿pensáis que esa decisión de verdad la tomó ella? Cuando uno tiene 18 años, no decide ni la dirección en la que saca. Si además tienes un éxito precoz, suerte si consigues elegir qué peinado llevas. Esto es lo que le espera a la británica en los próximos años, ver cómo otros dirigen la nave. Si sale bien, todos contentos; si sale mal, el timón no tardará en quedar libre. Ahí será cuando de verdad veremos de qué está hecha, de momento solo tiene que centrarse en ganar partidos. Que ya es bastante.
WTA Indian Wells
El consejo de vida que nos da Paula Badosa tras ganar en Indian Wells
HACE 11 HORAS
WTA Indian Wells
La famosísima y premonitoria canción que dio alas a Badosa para ganar la final
HACE 12 HORAS