Twitter

1.000 millas de Sebring: Alonso vuelve a ser profeta en Florida y ve más cerca el título

1.000 millas de Sebring: Alonso vuelve a ser profeta en Florida y ve más cerca el título
Por Eurosport

El 15/03/2019 a las 20:16Actualizado El 16/03/2019 a las 10:34

Dos triunfos en dos carreras en este 2019. Fernando Alonso volvió a saborear la victoria en las 1.000 Millas de Sebring, sexta prueba del Mundial de Resistencia. El español, a los mandos del Toyota 8, hizo buena la pole position lograda y venció la tercera prueba del WEC, tras las Spa y Le Mans, lo que le afianza en el liderato del campeonato, ahora con 15 puntos de ventaja.

A Fernando Alonso la vida le sonríe fuera de la Fórmula 1. El español se apuntó en Sebring su segunda victoria del año, tras las 24 Horas de Daytona y da un paso más en su objetivo de ser campeón del mundo de resistencia.

Video - 1.000 Millas de Sebring: Los mejores momentos de la nueva victoria de Alonso en la Resistencia

02:27

La carrera de Sebring siguió el guión de las otras cinco pruebas anteriores del WEC. Es decir, una lucha sin cuartel de los dos Toyota por la victoria final. Ambos coches se marcaron desde la misma salida, teniendo el bólido número 8, con el suizo Sebastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima, además de Fernando Alonso a los mandos, una ventaja que rondó los diez segundos durante buena parte de la carrera.

Alonso fue el segundo en subirse al Toyota número 8, para el que había iniciado la prueba, a las cuatro de la tarde, Buemi. El piloto asturiano, que se había exhibido la noche anterior en la calificación, firmando el récord de vuelta al mítico circuito que albergó la primera prueba de resistencia disputada en los Estados Unidos -en 1952-, se puso al volante en el giro 43.

Video - 1.000 Millas de Sebring: El 'fuera-dentro' de Alonso para doblar a medio pelotón

00:32

Lo hizo a 225 vueltas, de las teóricas 268 previstas, para el final; una después de que en el otro prototipo de la escudería japonesa Kobayashi reemplazase a 'Pechito'.

Tras la reagrupación subsiguiente al primer cambio de pilotos, el ovetense aventajaba en casi diez segundos al coche 'hermano' y aumentó la ventaja a 33 segundos antes del primer percance, el del ruso Egor Orudzhev con su SMP Racing, que provocó bandera amarilla en toda la pista y la entrada del coche de seguridad; lo que aprovecharon ambos Toyota para parar en garajes.

Cuando se relanzó la prueba, Alonso volvió a ampliar la casi totalmente reducida diferencia hasta los trece segundos, antes de cederle su coche a Nakajima, en la vuelta 89; una después de que en el otro coche nipón el inglés Conway reemplazase a Kobayashi.

En el ecuador de la prueba, Nakajima le sacaba solo dos segundos y medio a Conway; con el tercero, el Rebellion que manejaba el galo Nathanael Berton, a tres vueltas.

El percance

Unos giros después, en el 135, Buemi retornó al coche de Alonso, después de que 'Pechito' hiciese lo propio en el número 7. Sin embargo, a falta de algo más de tres horas y cuando más reñida era la lucha entre los Toyota, un toque de Pechito López con un Aston Martin al que estaba doblando le arruinó la carrera. El argentino tuvo que parar a cambiar la carcasa que cubre el motor y a reparar la sujeción de la misma. Además, dañó el fondo plano de su coche y perdió dos vueltas con el coche 8 de Alonso.

Video - 1.000 Millas de Sebring: Un toque con un doblado que privó al Toyota 7 de luchar por la victoria

00:30

Solo la lluvia en la última media hora de la carrera puso algo de incertidumbre a los últimos compases de la carrera en Sebring, pero tanta era la ventaja del coche de Alonso que no vieron peligrar un triunfo con el que rompen el desempate con sus compañeros de equipo y rivales del Toyota 7 (Pechito' López, Mike Conway y Kamui Kobayashi).

La próxima cita del Mundial de Resistencia de la FIA serán las 6 Horas de Spa-Francorchamps el próximo 4 de mayo.

0
0