EFE

Unicaja vence al Madrid con un triple sobre la bocina en la prórroga (103-102)

Unicaja vence al Madrid con un triple sobre la bocina en la prórroga (103-102)
Por Eurosport

El 03/02/2019 a las 21:12Actualizado El 03/02/2019 a las 21:40

Unicaja venció al Madrid en el mejor partido en lo que va de Liga ACB (103-102). Ayón forzó la prórroga en el último segundo cuando el marcador iba 95-93. En el tiempo añadido los blancos tomaron una ligera ventaja y en la última posesión de Unicaja, a falta de 4 segundos, Jaime Fernández se vistió de superhéroe para meter un triple imposible y dar la victoria a su equipo.

Un triple de Jaime Fernández, al final de la prórroga, dio la victoria por 103-102 al Unicaja frente a un Real Madrid, que sin Sergio Llull, lesionado, había logrado forzar la prórroga "in extremis".

En el partido 779 de Felipe Reyes, cinco triples y el gran ritmo impuesto por el equipo madridista le dieron la ventaja en el primer cuarto, donde la seis asistencias del base argentino Facundo Campazzo, y la intimidación del pívot Walter Tabares, en ambas zonas, fue determinante.

El escolta del Unicaja Jaime Fernández, con ocho puntos, fue el arma para frenar al Real Madrid, que tomó una primera ventaja 7-17, en el minuto 5.

El técnico cajista, Luis Casimiro, frenó el encuentro con un tiempo muerto, y logró con un parcial de 7-0 y una gran defensa, acortar diferencias 14-17, minuto 6, aunque le fue imposible mantener el ritmo por la eficacia ofensiva de los madridistas 19-27, minuto 10.

El Unicaja sufría en defensa en un encuentro intenso frente a un Real Madrid inmenso en defensa, bien dirigido por Campazzo, y secundado por el alero Rudy Fernández, 11 puntos y tres triples, 33-54, minuto 18.

El Real Madrid jugaba muy cómodo, corría al contraataque, era un rodillo y cualquier intento del Unicaja por reducir la ventaja, salían a relucir los excelentes tiradores, nueve triples, 30 puntos en el segundo periodo, que ponían en franquicia la victoria 41-57, minuto 20.

Los 57 puntos eran una losa para el Unicaja, que conocía su endeblez defensiva, faceta que cambió en el tercer cuarto con el escolta serbio Dragan Milosavljevic, como jugador primordial para frenar a Campazzo, el director de la orquesta madridista y, la creatividad de Jaime Fernández, en ataque.

Ocho puntos solo del Real Madrid en siete minutos y un parcial de 18-8 del Unicaja cambió el decorado del encuentro 63-65.

La entrada de Rudy Fernández a la cancha sosegó a los madridistas, 69-79, aunque encontró otro jugador que le replicó, Jaime Fernández, junto con Milovljevic, que desesperó con su intensidad defensiva al Real Madrid, para soñar con el triunfo 89-88, minuto 37.

Era la segunda vez que el Unicaja se ponía por delante, pero esta, la más difícil, remontando desde atrás, gracias a Milosavljevic, eliminado en el minuto 39, 92-93, con unos instantes finales impetuosos.

23 segundos y el Unicaja mandaba con dos tiros libres del pívot georgiano Giorgio Shermadini, 94-93. El ataque posterior del escolta francés Fabien Causeur, un triple, lo erró, y alero Dani Díez, tuvo la oportunidad de finiquitar el encuentro, pero solo anotó un tiro libre 95-93 y siete décimas por jugar.

Parecía imposible para el Madrid, pero una jugada ensayada desde la banda para el pívot mexicano Gustavo Ayón, consiguió lo increíble con un tiro de dos metros, empatando el partido y dando paso a la prórroga 95-95.

En los cinco minutos suplementarios, el Real Madrid siempre fue por delante, más acertado, 100-102, ante un Unicaja apagado por el golpe de los últimos segundos, aunque siempre con una bala en la recámara del pistolero Jaime Fernández, que con un triple, cuando nadie lo esperaba le dio el triunfo a su equipo 103-102.

0
0