Getty Images

Roland Garros 2018: Los números y las claves que sustentan la magia de Nadal en París

Roland Garros 2018: Los números y las claves que sustentan la magia de Nadal en París

El 11/06/2018 a las 15:46Actualizado El 11/06/2018 a las 15:56

La magia de Rafa Nadal volvió a sobrevolar una vez más, y van once, el cielo de París, conquistando nuevamente un título que como siga a este ritmo, debería llevar su nombre en un futuro no muy lejano. Pero detrás de una gesta de tal calibre, existe un trabajo plasmado en unas estadísticas prácticamente inmaculadas, que hacen del manacorí el auténtico número uno de la tierra.

Dominio arrollador desde su debut en 2005

Tenía apenas 19 años recién cumplidos en el devenir del torneo en 2005, pero no tuvo miramientos para superar a Mariano Puerta en la final llevándose el título en su primera participación en Roland Garros, algo que únicamente había conseguido hacer anteriormente Mats Wilander. Desde entonces, el idilio de Rafa Nadal con el Grand Slam parisino no tiene comparación con cualquier otra gesta protagonizada dentro de la historia del tenis mundial.

Un balance de 86 victorias por únicamente dos derrotas encumbran el enorme dominio del manacorí sobre la tierra batida francesa. Dos partidos grabados completamente en la memoria de todos los aficionados por la sorpresa que supuso ver a Nadal caer en un partido en Roland Garros. El primeros en los cuartos de final del año 2009 frente al sueco Robin Soderling en el único título en el palmarés de Roger Federer, y el segundo, en la misma ronda de 2015 contra un crecido Novak Djokovic. Solamente en otra edición donde estuvo presente no pudo levantar el título, en 2016, cuando tuvo que retirarse por una lesión en la muñeca.

5 de junio de 2005: Con 19 años y 2 días, Rafael Nadal entra en la historia de Roland Garros; se convierte en el primer jugador de menos de 20 en ganar un Grand Slam en el último cuarto de siglo.

5 de junio de 2005: Con 19 años y 2 días, Rafael Nadal entra en la historia de Roland Garros; se convierte en el primer jugador de menos de 20 en ganar un Grand Slam en el último cuarto de siglo.Eurosport

El título de 2018, el undécimo en su palmarés, además supone igualar la marca de una leyenda del tenis como Margaret Court en cuanto a trofeos ganados en un mismo Grand Slam. La jugadora australiana lo hizo ante su público entre 1960 y 1973, dentro de sus 24 grandes ganados en individuales a lo largo de su carrera. Nadal, con 17 en total, se mantiene en segunda posición del ránking de todos los tiempos masculino detrás de Roger Federer al frente con 20.

Tras los 30, su segunda juventud

Una segunda juventud, eso es lo que está viviendo Rafa Nadal después de superar una serie de problemas físicos, e incluso psicológicos, que lastraron su carrera durante las temporadas 2015 y 2016. Lejos de amedrentarse y darse por vencido, su vuelta la campaña pasada fue espectacular y en 2018 no ha hecho sino refrendar que se encuentra en un estado de forma privilegiado a sus 32 años.

Con el undécimo título en Roland Garros, Nadal se une a la lista de únicamente cuatro tenistas que han conseguido ganar tres o más Grand Slams pasada la treintena en la Era Open. El español ya suma dos trofeos en París más el US Open conquistado en 2017. Junto a él en este prestigioso ránking se encuentran, Roger Federer, Rod Laver y Ken Rosewall, todos ellos con cuatro.

De menos a más, acabando a lo grande

Quizás no fue un inicio tan arrollador de torneo como el protagonizado en 2017, donde superó a todos los adversarios que se le cruzar en su camino con una facilidad impropia de un Grand Slam, sin embargo, los momentos difíciles en primera ronda, octavos y cuartos de final, le sirvieron a Nadal para crecer en su juego y acabar mejorando más si cabe la versión de hace un año en París, con unas semifinales y sobre todo una final, para enmarcar y enseñar a todos los niños y jóvenes que quieran iniciarse en el mundo de la raqueta.

Esta vez Diego Schwartzman consiguió en cuartos arrebatarle un único set a Nadal, no como ocurriera en 2017, donde finalizó el torneo sin haber cedido ninguna manga. Aun así, nuevamente ha sido el claro dominador de las dos semanas de torneo, y en ningún momento vio peligrar ninguno de los partidos donde saltó al ruedo de la arcilla parisina. Toda una fortaleza mental, plasmada en los momentos calientes del cuadro, el lugar donde más cómodo se encuentra el balear.

Video - Roland Garros 2018, Nadal-Del Potro: La Undécima más cerca (6-4, 6-1 y 6-2)

02:59

Es difícil a día de hoy pensar en un tenista que pueda superar en un partido a cinco mangas, en la pista Philippe Chatrier, en una de las rondas finales de Roland Garros, a un Rafa Nadal pletórico en sus condiciones físicas. Es ahí donde el manacorí se desenvuelve como pez en el agua y muestra su mejor versión, independientemente de cómo hubiera llegado hasta allí. Lo volvió a demostrar en 2018, cuando parecía que enfrentarse a Juan Martín del Potro en semifinales iba a ser un reto digno de todo un número uno, lo despachó con un nivel de tenis estratosférico en tres mangas (6-4, 6-1 y 6-2). Lo mismo en la final, donde Dominic Thiem no pudo hacer otra cosa que quedarse en aspirante, a pesar de haber sido el único jugador en derrota al español en tierra batida durante la presente temporada (6-4, 6-3 y 6-2).

Video - Roland Garros 2018 (Final), Nadal-Thiem: Así conquistó Nadal su undécima corona (6-4, 6-3 y 6-2)

03:03

Defensa titánica del número uno

No tenía una empresa fácil Nadal, que defendía la friolera de 4.680 puntos en el ránking ATP conquistados en 2017 en tierra batida, es decir, los títulos de Montecarlo, Barcelona, Madrid y París. Pues cambiando la capital de España por Roma en 2018, ha defendido todos y cada uno de ellos, resistiendo a Roger Federer, que de haber pinchado el español en alguno de los torneos, hubiera escalado sin jugar a la cima del ránking de la ATP.

[Calendario ATP 2018 - Fechas de los torneos de tenis]

¿Y ahora qué? La vida después de Roland Garros con la vuelta de Federer

Tras una semana de descanso tras el desgaste lógico que supone ganar un Grand Slam, Rafa Nadal volverá a las pista en el torneo de Queen's, que supondrá una primer aproximación a la hierba, con el objetivo de llegar de la mejor manera posible al siguiente gran reto de la temporada, Wimbledon.

Federer Nadal durante la finale di Wimbledon 2008

Federer Nadal durante la finale di Wimbledon 2008Getty Images

En la lucha por el número uno podría perder esa condición si Roger Federer consigue llegar a la final en Stuttgart, su primera parada sobre el verde en 2018. Sin embargo, Nadal no defiende ningún punto en Queen’s, y por el contrario el suizo venció el curso pasado en Halle, además de en Wimbledon donde Rafa solamente pudo llegar a octavos de final. Por lo tanto, se abre un horizonte nuevo en la lucha por el cetro de la ATP, que en esta ocasión, sí que se podrá vivir con los dos mejores tenistas sobre la pista. Lo que nos podría hacer vivir nuevamente un Nadal-Federer en la gran final en el All England Club de Londres.

0
0