Caroline Wozniacki juega en casa. Su pasaporte es danés y sus orígenes polacos, pero la exnúmero uno del mundo desarrolla su vida en Nueva York y cuando salta a la Arthur Ashe se convierte automáticamente en la favorita del público local, que la alienta esperando que reviva sus laureles, aquellos que lucía en 2010 cuando fue la mejor tenista del circuito femenino, o lo más recientes de 2014, cuando alcanzó su última final de un Grand Slam -nunca conquistó ninguno-. En su retorno desde lo más profundo de la clasificación mundial de la WTA, Nueva York ha sido vital para la semifinalista que se enfrentará a Angelique Kerber, candidata precisamente a ese trono que hoy ocupa Serena Williams.

Cuando no está disputando torneos alrededor del mundo es bastante habitual verla entrenando en las instalaciones de la McEnroe Academy en Randall's Island o en las pistas públicas de la West Side Highway, en las que su carácter público suele generar colas para practicar tenis, aunque cuando es Wozniacki la que pasa por allí los propios tenistas son los que le ceden su lugar para que pueda entrenar. El amor entre Wozniacki y su ciudad de acogida es recíproco, y eso le ha ayudado notablemente a rendir como si fuera una cabeza de serie en el US Open: “Siento que tengo una ventaja aquí. Duermo en mi cama, como lo que se cocina en casa y tengo a mis amigos y familia. También siento que tengo la ventaja de jugar en casa cuando salgo a la pista. La afición siempre me apoya y es muy dulce conmigo, eso ayuda a que yo juegue tan bien aquí, es una gran combinación”, confirma la de Odense minutos después de dejar en la cuneta a Roberta Vinci, la finalista del año pasado.

US Open
US Open 2020: Kerber - Tomljanovic: Vídeo resumen del partido
31/08/2020 A LAS 17:52

US Open 2016: Los mejores momentos de Kerber y Wozniacki

Ahora que los focos se han vuelto a fijar en ella aparecen rumores sobre una posible retirada deslizados por su padre, algo de lo que Wozniacki se ha querido desentender por el momento, sin cerrar la puerta a ese posible adiós: “No quiero hablar de eso ahora mismo. Cuando me sienta preparada para abrirme y decir algo lo haré, pero por ahora estoy aquí para jugar este torneo. Espero tener dos partidos más aquí”, comentó con cierto aire de misterio.

El primero de esos dos partidos que Wozniacki quiere jugar -disfrutar, mejor dicho- en la Gran Manzana será ante Angelique Kerber, número dos del mundo y con serias opciones de arrebatarle el trono a Serena Williams si conquista el último Grand Slam del año, repitiendo lo logrado en el Open de Australi en el mes de enero. Kerber y Wozniacki forman un triángulo de amistad de varios años con Agnieszka Radwanska. No es tan frecuente verlas juntas últimamente por el calendario de cada una y sus diferentes compromisos personales -Radwanska está a punto de casarse-, pero Wozniacki sigue contando con ellas como sus grandes confidentes dentro del competitivo e irregular mundo del circuito femenino. El duelo ante Kerber será pues, un duelo entre amigas.

US Open 2016: Wozniacki-Sevastova, resumen del partido

Kerber, por su parte, avanza como en ella es habitual, sin grandes estridencias, pero en realidad tiene el objetivo de su carrera al alcance de la mano. Campeona en el Open de Australia y finalista en Wimbledon, la regularidad demostrada por la tenista alemana la puede catapultar al número uno si termina alzando el trofeo del US Open el próximo sábado, beneficiada por el calendario reducido que ha decidido afrontar este año Serena Williams. Wozniacki es consciente de la oportunidad histórica que tiene ante sí la alemana, a la que se compara en cuanto a su filosofía de trabajo duro, pero no le concede el favoritismo en su duelo sobre la Arthur Ashe. La exnúmero uno quiere seguir correspondiéndole el amor de Nueva York disputando sobre su cemento una nueva final, la que confirmaría el retorno de una número uno sin Grand Slams.

US Open
US Open 2020, Vondrousova- Minnen: Vídeo resumen del partido
31/08/2020 A LAS 17:28
WTA Pekín
Bochornosa pelea en la grada del técnico de Zhang con un fan de Kerber
30/09/2019 A LAS 11:41