El PSG decidió dar por terminada la era Tuchel en el momento en el que menos se esperaba. El entrenador alemán, acostumbrado a vivir en el filo de la navaja, parecía acostumbrado a lidiar con las polémicas y la final de la Champions League del año pasado sirvió para hacerle ver a Nasser al-Khelaïfi que la senda la adecuada. Unas declaraciones en las que lamentó tener que ejercer más como ministro de Deportes que como entrenador terminaron por suponer su destitución fulminante y la llegada de Mauricio Pochettino para tomar las riendas de un campeón francés que ya empezaba a tener contestación incluso en la Ligue 1, donde el Lille, el Mónaco y el Lyon están compitiendo mejor este año.

El orden táctico, una prioridad

Es irónico que la primera modificación visible del PSG de Mauricio Pochettino respecto al del hoy entrenador del Chelsea sea su mayor orden táctico. Con la acumulación de figuras en su once titular, era fácil que el equipo se partiese en varias fases del partido entre los defensas y los delanteros, más aún cuando a Tuchel le gustaba reconvertir a defensas en centrocampistas. Por su propia naturaleza, jugadores como Marquinhos o Danilo no se prodigaban tanto en ataque y eso provocaba la separación de líneas.
Fútbol
¿Qué le ha pasado? El físico de Neymar del que todo el mundo habla
HACE 9 HORAS
El entrenador de Rosario ha buscado desde un primer momento un concepto táctico más desarrollado, lo que ha permitido ver a un PSG más armónico sobre el césped, con menos experimentos y cambios de posiciones. Con Verratti como director de juego principal y la inteligencia táctica de Paredes en el centro del campo, los galos son ahora un rival menos caótico.

Compromiso defensivo

Tener en el mismo equipo un ataque con Di María, Neymar, Mbappé e Icardi es una pesadilla para las defensas rivales, pero puede también serlo para el ataque del equipo contrario. Ligado al apartado anterior, Pochettino ha pedido que los Cuatro Magníficos del PSG se involucren mucho más en echar una mano en labores defensivas, a cambio de un acompañamiento más efectivo gracias al perfil ofensivo de sus laterales. Florenzi y Kurzawa están volviendo a mostrar su mejor nivel gracias a este "todos a una" que se está empezando a aplicar en el Parque de los Príncipes.

El físico, la clave para superar al Barcelona

La Champions League es una competición en la que el factor físico puede ser más útil que la calidad, característica que se le presupone a los 16 equipos aún con opciones de ganar el título. Mauricio Pochettino aumentó la intensidad de los entrenamientos para que la plantilla llegara a tono a la cita clave del Camp Nou. Según reveló un allegado a un jugador a L'Équipe, "el calentamiento es muy completo con Pochettino, equivale a entrenar con Tuchel".

Previa en 60", Barcelona-PSG: Sin Neymar y sin miedo

Pochettino ha reconocido que en las seis semanas que lleva en el cargo no ha podido alcanzar aún el punto óptimo en el que espera tenerlo, pero sí es probable que le dé para presentar un equipo competitivo que está bastante lejos de aquella plantilla que le remontó un 4-0 en contra con un 6-1 que aún escuece en Francia.
Buscamos la excelencia, el mejor nivel en el juego pero también en los hábitos que queremos crear. Se necesita tiempo para crear este tipo de hábitos y ver cambios significativos".

Neymar y Mbappé, más terrenales

Otro aspecto es el trato igualitario que recibe cada jugador con el nuevo entrenador. L'Équipe apuntó que el comportamiento de Neymar en muchos entrenamientos de Thomas Tuchel era conservador, pero ahora la exigencia es igual para todos. La directiva del PSG buscaba un técnico que recuperara la influencia y autoridad que Thomas Tuchel había ido perdiendo con el desgaste del día a día, y Pochettino luce esas cualidades con empaque.
Esto ha contribuido a que el ambiente en el vestuario sea más liviano, sin diferencia entre las prime donne y el resto, por más que en cuestiones de salario siga habiendo una galaxia de diferencia entre las estrellas y los demás.

Marcaje estrecho a los topos

A las pocas semanas de estrenarse en el banquillo, Mauricio Pochettino decidió entregarle las llaves del juego en el centro del campo a Marco Verratti contra el Marsella. Esa información apareció recogida en la prensa con todo lujo de detalles, dándole una pista al eterno rival que no agradó para nada al de Murphy.

Lo que le espera al Barça: El arsenal del PSG sin Neymar

Pochettino quiso atajar esta filtración de raíz y reunió a jugadores y trabajadores del club en el Camp des Loges para avisarles de que estas prácticas tenían que ser cortadas de raíz. Aunque la calidad individual del PSG hace que sea candidato a todos los títulos independientemente de que sus planes se conozcan de antemano o no, Pochettino quiere que el vestuario sea un santuario y que ninguna información salga. De su éxito en esta empresa dependerá la tranquilidad con la que iniciar una nueva era en un equipo en el que ya agradó como jugador.
Fútbol
Le Parisien revela que Mbappé se quedará en el PSG esta temporada
AYER A LAS 21:28
Juegos Olímpicos Tokio 2020
Fútbol | La llamada de Busquets para desear suerte a los azulgranas ante Japón
AYER A LAS 20:06