El partido se acaba y Daniil Medvedev sabe lo que tiene que hacer. Como ya pasara en Cincinnati, Shanghái o hace tan solo una semana en París-Bercy, el ruso repite una vez más su no-celebración. Con 24 años se ha convertido en campeón de las ATP Finals, sin perder un solo encuentro en el torneo, pero no es suficiente para modificar su ritual. Se deshace de su última pelota, mira a Gilles Cervara, se encoge de hombros y pone la cara que pondrías tú al comer un caramelo de limón. No está bueno, no te gusta, pero va para dentro. Así se cierran doce temporadas del mejor tenis masculino en el O2 Arena, con un tenista peculiar, diferente a los demás, un hombre que lo primero que hace al terminar el partido es mirar las notificaciones en su móvil. Quizá Londres merecía una postal mejor para decir adiós, pero el destino eligió la irreverencia de Daniil como última fotografía.

Londres ha supuesto un hogar para todos nosotros, un cobijo donde resguardarnos del final de temporada. Ha sido como ese piso de alquiler al que te vas con la idea de pasar un par de años pero donde terminas prolongando tu estancia mucho más tiempo debido a todas las comodidades que te ofrece. Atrás quedó aquella etapa en los años 70 donde el Masters cambiaba de sede cada calendario. Algunos ni lo recordarán, pero entre 1970 y 1976 el torneo de maestros deambuló entre Tokyo, París, Barcelona, Boston, Melbourne, Estocolmo y Houston. Luego llegaría Nueva York y su Madison Square Garden, donde Borg, Lendl, McEnroe y compañía se harían leyendas a lo largo de trece largas temporadas. Allí seguirá estando el récord del lugar con más años consecutivos acogiendo este torneo. Mas adelante llegaron las seis temporadas en Frankfurt, cuatro en Hannover, uno en Lisboa, uno en Sydney, dos en Houston y cuatro en Shanghái. Hasta que finalmente, el O2 Arena se adueñó del programa en 2009 para no soltarlo en los doce próximos noviembres.

ATP Finals
Medvedev explica por qué no celebró la victoria en las ATP Finals
23/11/2020 A LAS 13:22

Davydenko, ganador en 2009.

Fuente de la imagen: Getty Images

Doce años dan para mucho, así que es momento de sacar la calculadora con los datos. En total han sido 33 jugadores profesionales los que han pasado por el O2 Arena entre 2009 y 2020, siendo Novak Djokovic (11), Roger Federer (10) y Rafa Nadal (8) los que más participaciones tuvieron. Nadie hizo pleno, ni siquiera el serbio, quien tuvo que ausentarse en 2017 por una lesión de codo. Mirando el cuadro de campeones, en total han sido ocho hombres los que levantaron el trofeo en la capital británica, siendo Djokovic y Federer los únicos que se dieron el lujo de repetir. Estos dos son sin duda los más emblemáticos del lugar, ya que Novak fue también el que más veces llegó a la final (seis disputadas) y el que más veces quedó en lo más alto del cajón (cuatro de sus cinco trofeos se dieron en Londres, el otro fue 2008 en la última edición celebrada en Shanghai). Respecto a Nadal, el español tampoco encontró la fórmula para convertirse en maestro en la sede británica, pero fue allí donde alcanzó sus dos únicas finales (2010, 2013). En ellas fue frenado por Federer y Djokovic, respectivamente. No podían ser otros.

Pero no solo hay que hablar de Novak Djokovic, pese a sus seis finales, cuatro títulos y 34 partidos ganados. Allí pudimos disfrutar de otras historias, como el pleno de Grigor Dimitrov en 2017, convirtiéndose en el único jugador de la historia que ha ganado todos sus encuentros disputados en el Masters. El búlgaro solo jugó esa edición, donde no perdió ningún partido. Porcentaje de victoria del 100%, a ver quién lo iguala. Pero si algo nos deja Londres como legado es un panorama totalmente abierto de cara al futuro. En los últimos cinco años, cinco nuevos campeones: Murray (2016), Dimitrov (2017), Zverev (2018), Tsitsipas (2019) y Medvedev (2020). Muchos critican este cuadro de honor por la falta de campeones de Grand Slam, pero cada uno de ellos se lo ganó sobre la pista siendo mejor que sus rivales. De todos ellos, quizá el más destacado sea Medvedev, el único capaz de tumbar a los tres mejores tenistas del mundo en este torneo. Una lista de campeones exquisita donde Dominic Thiem todavía no ha sido capaz de encontrar su lugar.

Grigor Dimitrov levanta el trofeo como campeón de las ATP Finals

Fuente de la imagen: Getty Images

Por supuesto, no podemos olvidarnos de la figura y el impacto que tuvo Nikolay Davydenko en esta historia. Su frialdad se apoderó del O2 Arena en su primera edición derrotando a Juan Martín Del Potro, lo que él no sabía era que esa función serviría para inspirar a otros años después. Uno de ellos, un jovencito de 13 años llamado Daniil Medvedev. Así lo expresó el actual Nº4 del mundo en la entrega de trofeos, acordándose de uno de sus ídolos, de sus espejos, una persona que se ha mantenido cerca de todas las nuevas estrellas rusas en su etapa de crecimiento. Ahí está Medvedev, ahí está Rublev, ahí está Khachanov. Londres cierra una aventura inolvidable con la misma bandera con la que empezó, la de Rusia. El año que viene, ojalá que sin pandemia, nos iremos a Italia, nos esperan cinco años en Turín (2021-2025), donde ocho nuevos jugadores querrán esa primera firma en el Pala Alpitour Stadium. Algunos como Jannik Sinner ya sueñan despiertos.

ATP Finals
Medvedev-Thiem: Título a la constancia
22/11/2020 A LAS 23:02